Sigue el baile de entrenadores en la SD Huesca

El club ha puesto de moda que los técnicos candidatos al banquillo azulgrana vengan a Huesca y dialoguen (como le gusta decir al presidente) cara a cara con la directiva. Son por lo tanto días de movimientos en el campo del Alcoraz en la sede de la SD Huesca por la que ya han pasado dos entrenadores y este jueves le toca el turno al tercero, así hasta que haya fumata blanca y conclave en la junta que preside Jesús Viñuales.

Hablar de nombres es aventurado todavía (no porque no se conozcan y es que son los mismos de siempre) y es que la lista inicial de 50 se ha reducido, pero todavía es muy extensa. Como ya se anunció el primer día los técnicos son de todos los gustos y colores y ahora hace falta que la decisión sea la acertada. Lo que parece claro es el interés de la directiva en que conozcan las deficiencias y limitaciones que tiene el Huesca para evitar malos entendidos desde el inicio de las conversaciones.

Ante la avalancha de ofrecimientos y de información que está llegando al club se ha solicitado como la temporada pasada la colaboración de Juan Carlos Garde. También se está buscando una persona que esté a disposición del equipo cuando se inicien los entrenamientos para estar más cerca de la plantilla y técnicos, como se ha venido reclamando por todos.

En cuanto a jugadores, el segundo en caer será Bona. El centrocampista se reunía con el presidente Jesús Viñuales y está cerca de la renovación. Del resto, silencio absoluto y sobre todo falta de diálogo que puede retrasar más el asunto, si bien parece que ahora la primera prioridad es el entrenador dando la sensación desde fuera que se están descuidando otras parcelas como la logística y el tiempo avanza deprisa y no olvidemos que en un mes el equipo tiene que estar entrenando.

Comentarios