Presentada la propuesta de Paisaje protegido de San Juan de la Peña y la Peña Oroel

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha presentado el proyecto este jueves al Patronato del Monumento Natural. El nuevo espacio de la Red Natural de Aragón tendría unas 8.500 hectáreas y beneficiaría a seis municipios de tres comarcas.

El Departamento de Medio Ambiente ha presentado al Patronato del Monumento Natural de San Juan de La Peña la propuesta de creación del nuevo Paisaje Protegido de San Juan de La Peña y Peña Oroel, que pasaría a engrosar la Red Natural de Aragón. Este nuevo espacio protegido tendría, según el proyecto actual, 8.452 hectáreas, y beneficiaría a los municipios de Jaca, Santa Cruz de la Serós, Bailo, Caldearenas, Santa Cilia y Las Peñas de Riglos, en las comarcas de Jacetania, Alto Gállego y Hoya de Huesca. El espacio rodea y da continuidad al actual Monumento Natural, de 268 hectáreas. Con este documento, que se encuentra en su primera fase y está abierto al diálogo con las entidades y representantes del territorio, se pretende proteger las características naturales del espacio, fomentar el desarrollo sostenible y mantener el patrimonio cultural y tradicional. Una vez debatido y alcanzado el consenso, sería aprobado mediante Decreto del Gobierno de Aragón, en virtud de la Ley 6/1998, de Espacios Naturales Protegidos de Aragón.

"La propuesta de declaración se enmarca en los trabajos del Departamento de Medio Ambiente por aumentar y consolidar la red de espacios protegidos que engloban la Red Natural de Aragón, para convertirlos en motor de desarrollo, puesta en valor sostenible y de vertebración del territorio", ha explicado el director general de Medio Natural, Alberto Contreras.

Los macizos de San Juan de la Peña y de Peña Oroel presentan grandes valores naturales y culturales merecedoras de protección, a juicio del Gobierno de Aragón, a través de la figura de Paisaje, por las dimensiones del espacio involucrada y sus características naturales y de intervención humana. El espacio geográfico se localiza en el borde norte de las Sierras Exteriores y al sur de la Canal de Berdún. Englobaría la Sierra de San Juan de la Peña, el Monte Oroel, y los montes de Cornaraña y Boalar, con parejes, entre otros, como los de Carbonera Alta, Monte Cuculo, San Salvador, Paco Viejo y Aguasalient. Por municipios, serían 6.097 hectáreas de Jaca, 1137 de Santa Cruz de la Serós, 551 de Bailo; 304 de Caldearenas; 250 hectáreas en Santa Cilia y 112 en Las Peñas de Riglos.

La ampliación propuesta supone la consolidación de los objetivos de conservación de ecosistemas representativos y de valores faunísticos (en especial de aves, como el quebrantahuesos, el alimoche, águila real, buitre leonado, búho real o halcón peregrino) botánicos (abetales y endemismos de la zona) y culturales, a través de una figura de protección que compatibiliza la explotación racional de los recursos naturales presentes con la conservación del entorno, fomentando el disfrute y la educación de la sociedad, con la mayor incidencia en la población local.

Así, la ampliación dará más coherencia a la conservación del territorio, y permitirá compatibilizar los aprovechamientos tradicionales con la conservación del espacio, dado que estos han motivado en muchas ocasiones los valores por los que se protege dicho territorio. Entre los valores naturales del futuro Paisaje Protegido se encuentran quince hábitats de Interés Comunitarios como ríos alpinos con vegetación leñosa en sus orillas de Salix eleagnos, brezales oromediterráneos endémicos con aliaga o prados alpinos y subalpinos calcáreos.

En cuanto a la fauna, cabe destacar el gran interés avifaunístico de esta zona, recogida en las Zonas de Especial Protección para las Aves. La presencia de conglomerados y la formación de oquedades son aptas para el anidamiento de avifauna rupícola. La declaración de un espacio natural protegido conlleva una gestión activa del mismo para alcanzar los objetivos de la declaración y en caso del Paisaje Protegido, una herramienta de planificación que se denomina Plan de Protección y que establece la regulación de usos, la zonificación y una programación básica para poder alcanzar una gestión activa y eficaz. Este plan mantendrá los aprovechamientos tradicionales agrícolas, ganaderos y cinegéticos, pero mejorará el acondicionamiento del estado de las masas forestales.

Por otro lado, conllevará el establecimiento de un régimen económico de ayudas técnicas y financieras a entidades locales, empresas y particulares integrados en las áreas de influencia socioeconómica. En Aragón existe otro Paisaje Protegido, el de los Pinares de Rodeno, en Teruel. La declaración, en 1995, respondió a los espectaculares paisajes que su modelado de areniscas y conglomerados ofrece, en combinación con los pinares de Rodeno. Esta figura reconoce, según la Ley, "a lugares concretos del medio natural que, por sus valores estéticos y culturales son merecedores de una protección especial".

Comentarios