La Universidad de Zaragoza se suma a la convivencia entre universitarios y ancianos

Durante el segundo cuatrimestre de este curso, desde febrero y hasta este mes de junio, cinco jóvenes estudiantes de la Universidad de Zaragoza y cinco personas mayores de la ciudad han participado en la primera experiencia Vive y Convive, promovida por la Fundación del mismo nombre de Caixa Catalunya. Este jueves se celebraba la clausura del programa este curso con una recepción en el Paraninfo universitario de Zaragoza.

Es el programa de convivencia intergeneracional Vive y Convive, promovido por la Fundación homónima de Caixa Catalunya, que abre ya el plazo de solicitud para aquellas personas mayores y aquellos universitarios que deseen compartir piso el próximo curso. Los primeros aportan el alojamiento, los segundos compañía, todos intercambian vivencias

Según Solans, la experiencia es plenamente satisfactoria, pues ha permitido compartir piso a jóvenes y ancianos con lo que ello supone de ?intercambio de vivencias?. La iniciativa trata de combatir ?la soledad de las personas mayores y la necesidad de alojamiento de los jóvenes? desde una perspectiva solidaria, apoyada económicamente por la fundación. Solans cifra en 267 el número de pisos compartidos en toda España; 534 personas, estudiantes y ancianos, han participado en esta primera experiencia.

Una iniciativa que se repetirá el curso que viene, ya que el Ayuntamiento de Zaragoza, la Universidad y la Fundación de Caixa Catalunya renuevan el convenio que firmaron en enero. De esta manera, ya está abierto el plazo de inscripción tanto para aquellas personas mayores que deseen alojar a jóvenes estudiantes en sus casas como para los universitarios que quieran compartir piso con ancianos.

Para el próximo año académico se espera ?un gran crecimiento de participantes? visto el buen resultado de estas primeras experiencias. Todos aquellos que deseen información pueden dirigirse a la Universidad de Zaragoza o al Ayuntamiento de la ciudad, o bien llamar al teléfono 902 400 973. Josep Solans reitera la oportunidad de intercambiar experiencias a través de generaciones que supone Vive y Convive.

Y recuerda que el programa supone un ?coste cero? tanto para la persona mayor como para el estudiante. El alojador recibe cien euros al mes para gastos ?por lo que pueda suponerle de luz o agua la estancia del joven? mientras que éste recibe una beca de 490 euros durante el curso.

Comentarios