Sigue abierto el enfrentamiento defensores-detractores de Biscarrués

20021017gallego rio 17.jpg

Defensores y detractores del embalse de Biscarrués han expuesto en Radio Huesca su postura respecto a este proyecto de regulación del río Gállego, proyecto sobre el que se debate en la ponencia de obras conflictivas de la Comisión del Agua de Aragón y respecto al que hay convocada una manifestación en Zaragoza para el día 21 de julio, movilización a favor de su construcción; convocatoria de 12 colectivos, entre los que se encuentra Riegos del Alto Aragón. La oposición al embalse anuncia beligerancia en caso de que se siga apostando por esta obra y plantea alternativas (embalses en Valcuerna o Marracos).

El presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, ha hablado de Biscarrués como embalse imprescindible, recordando que está incluido en el Pacto del Agua y en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro. Trillo niega que haya alternativas técnicas a esta regulación, añadiendo que es la única obra que permite atender las demandas actuales de agua. De lo contrario, se apunta desde Riegos, se tendrá que renunciar a los nuevos regadíos en la Hoya de Huesca y en Monegros II.

El máximo responsable de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, Jesús Estachod, ha expuesto que no se puede atender a las demandas de agua de determinadas zonas provocando un serio perjuicio a los habitantes de la Galliguera, una zona, argumenta, con un claro potencial turístico. Anuncia una rotunda beligerancia en caso de que se siga apostando por este proyecto y plantea alternativas, que, añade, darían satisfacción a todas las partes.

El proyecto del embalse de Biscarrués estipula la regulación del agua del río Gállego, con una capacidad de almacenamiento de 192 hectómetros cúbicos. Se incluyó en el año 1992 en el Pacto del Agua de Aragón. Forma parte del conjunto de embalses polémicos, junto con Santaliestra y recrecimiento de Yesa. La ponencia de obras conflictivas de la Comisión del Agua de Aragón está abordando la conveniencia o no de llevar a cabo este proyecto, o buscar alternativas. Los detractores del embalse apuntan Valcuerna y Marracos como embalses más idóneos, dentro de la nueva cultura del agua. Se está pendiente de que el Ministerio de Medio Ambiente haga público un informe geológico sobre las laderas del Gállego a la altura de Murillo. Se argumenta que puede haber problemas de estabilidad. Los defensores del embalse apuntan que un problema técnico siempre tiene una solución técnica.

Comentarios