Cartas al director: Apadrine un hospital

Cartas al director: ¡APADRINE UN HOSPITAL!.

La situación, a fecha de hoy, ha empeorado todavía más si cabe con la fuga de uno de los Especialistas en Cirugía (excelente profesional y jacetano entrañable), y la existencia de consultas ?cerradas por vacaciones?, no cubiertas a pesar de la elevada presión asistencial.

Volverá a argumentarse, de forma retórica, que dicha fuga es un efecto rotacional periódico normal en los hospitales comarcales. Pues bien, esta vez se ha dado un pico estadístico con el Hospital de Jaca, ya que en este último año han abandonado el Centro: dos cirujanos, dos pediatras y varios médicos de urgencias (otros compañeros se encuentran en la ?casilla de salida?).

En nuestra experiencia, es más bien la inestabilidad laboral, la falta de perspectivas y futuro, el aislacionismo y ?pasotismo? ante las reivindicaciones, las ignominiosas desigualdades en las condiciones laborales y retributivas con respecto al resto de los compañeros especialistas de SALUD, el enrarecido ambiente laboral (con denuncias incluidas en Inspección de Trabajo y Juzgado de lo Social, con resultado favorable a los facultativos) y la caótica gestión (con especialistas contratados al 25% a pesar de las amplias listas de espera), lo que empuja definitivamente a nuestros compañeros a abandonar, con gran dolor de corazón, el Hospital de Jaca.

Resulta notorio que continuamente se publiquen noticias de megaproyectos de inversión en el Alto Aragón (campos de golf, centros de ocio, acontecimientos deportivos, olimpiadas,...) olvidándose de quién, cómo y de qué forma se dará cobertura sanitaria a las personas que, según se pretende, acudan en masa a esta zona del Pirineo. Se olvidan del Proyecto más importante, la Planificación Sanitaria, y este olvido constituye una amenaza insoslayable.

Desde una visión aséptica del contexto sanitario actual, ante las importantes carencias estructurales que existen, se impone planificar con una adecuada dotación de medios y de personal. El futuro siempre resulta impredecible, pero deberíamos tener en cuenta las palabras de Albert Camus: ?La mejor forma de ser generosos con el futuro es dárselo todo al presente?.

Es nuestro deber dar respuestas concretas a las carencias de salud de los pacientes, y nosotros sí que no podemos mirar hacia otro lado. Es preciso tomar conciencia de la situación real de las carencias en las prestaciones sanitarias disponibles.

Un año más llega el periodo estival y la población turística se triplicará, incrementada este año por la celebración del Festival Folclórico de los Pirineos, y el Hospital atenderá desbordado, sin medios ni refuerzos, dicha sobrecarga asistencial.

Colectivo de Médicos del Hospital de Jaca

Comentarios