Cambiando de cara

Lorenzo Río

El campus de Huesca está transformando su fisonomía casi sin que nos vayamos dando cuenta. Se están levantando nuevos edificios. Este lunes comenzaba el traslado al edificio multiusos levantado junto al nuevo Polideportivo, de todo el equipamiento del Vicerrectorado oscense. Su sede será este nuevo edificio triangular, aunque lo será de manera provisional, eso sí, durante unos cuantos años. Y es que todo estará pendiente de cuando llegue la gran actuación del campus: la remodelación del antiguo Seminario que, más hacia 2007, supondrá iniciar el trabajo para la configuración del núcleo definitivo del campus de Huesca. Ahí estará su futura sede.

Mientras llega esta actuación que todavía no tiene proyecto, ni plazos, ni financiación ?vamos, que habrá que esperar aún-, el campus va lavando su cara. Al traslado ahora del vicerrectorado se unirá la entrega de obra del nuevo Pabellón Polideportivo que espera llegue en las próximas semanas, una infraestructura que dará un gran impulso a las actividades deportivas del campus de Huesca y sobre todo, a la licenciatura de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Aunque con retrasos, se espera que la obra finalice este verano.

Junto al polideportivo, se ejecutará el campo de césped artificial del campus que se incluye en el macroproyecto universitario que ha lanzado el Ayuntamiento de Huesca. Con él, el lavado de cara del campus será más completo porque se construirá un parking subterráneo en la plaza Mosén Demetrio Segura, se reurbanizará la entrada de la Residencia de Niños (que, por cierto, por dentro también inicia una importante remodelación), se ejecutará la obra del Parque Isuela tan demandada de años atrás por los vecinos de la zona, y se construirá un mirador en la Ronda de Montearagón una vez que se elimine la tapia que ahora lo circunda.

Con todo esto en marcha, el campus de Huesca está sumido en un proceso de reforma que va a cambiar totalmente su fisonomía. Las nuevas infraestructuras ya están en marcha.

Comentarios