Cartas al Director:INCOMPETENCIA

Mariano Sanz

Uno ya, desanimado por la falta de iniciativa y por la continuada obsesión que tienen algunos responsables políticos de ignorar las demandas de los humildes ciudadanos, pone en cuarentena la carrera profesional en que algunos mandatarios convierten la decisión popular ?temporalmente? otorgada.

Al parecer desconocen que su misión es la de G E S T I O N A R y administrar el erario público, con racionalidad, honestidad y equidad.

Pues bien, en Jaca existe la antítesis y paradigma de este personaje, un alcalde (y un equipo de gobierno) que lejos de escuchar y atender las demandas que los vecinos planteamos, vuelve a aventurarse en las efímeras letanías olímpicas que ya, a ningún ciudadano convence. Todavía sin cerrar y justificar cientos de millones de las antiguas pesetas, que colean de las Candidaturas anteriores, se embarca en una nueva aventura que no tiene posibilidad alguna de triunfar.

Iniciativas que en su día el PSOE desde la oposición criticó (eso sí, con talante), se convierten ahora en la piedra angular de su proyecto socialista: una Pista de Hielo ?fashion?, un aeropuerto vanguardista, sofisticados complejos termales, parkings bajo las ruinas que acogen nuestra historia, ? todo lo mas ?in? que sea menester para captar las simpatías de un Comité olímpico que seguirá nominando a Jaca como la ?eterna Candidata? y, mientras tanto:

Seguiremos esperando como el bendito maná un Centro de Día para asistidos, una Residencia para nuestros mayores, unos Servicios sociales con programas serios para erradicar el chabolismo (en Jaca sigue existiendo un vergonzoso e insultante güetto tercermundista), programas de protección para disminuidos físicos y psíquicos y, lo que es más indignante un Hospital en condiciones.

Si amigos lectores, un Hospital en condiciones, porque hasta ahora no existe tal servicio. Disponemos de un edificio, en pésimas condiciones, que gracias exclusivamente a la excelente profesionalidad de sus trabajadores, todavía continúa abierto. Lo que los vecinos de Jaca nos preguntamos es cuál es el motivo que todavía les anima a permanecer prestando sus servicios en este Centro; sin duda su abnegada vocación.

Un solo anestesista realiza guardias de veinticuatro horas durante siete días a la semana, treinta días al mes, trescientos sesenta y cinco días al año, atendiendo todas las intervenciones que en el se realizan; imagínense la presión a la que está sometido y, más aún el riesgo de atender varios casos en el mismo día (y noche).

Ahora se suma también la soledad de un único cirujano que deberá de asumir toda la responsabilidad de este servicio y que incrementa la lista de profesionales ?solitarios?: un traumatólogo, un rehabilitador, un radiólogo, un geriatra, ?. Pero no se preocupen, esto es cuestión de unos días (eso dijeron hace año y medio) y enseguida se soluciona.

Mientras tanto el Sr. Villaroya se entrega en cuerpo y alma a la carrera olímpica (¿dónde diantre está la Meta?) a seguir dilapidando los impuestos y a continuar con la misma dinámica que en su día hizo el Partido Popular. Al fin y a la postre, que nadie se lleve a engaño, son los mismos perros con distinto collar.

¡Que triste incompetencia!

Comentarios