El servicio de mantenimiento de caminos de los Monegros paraliza su actividad por la sequía

El Servicio de Mantenimiento de Caminos que gestiona la Comarca de Los Monegros a través de la empresa Monegros Servicios Medioambientales S.L., ha paralizado esta semana su actividad, un mes antes de lo previsto en el planteamiento inicial, debido a la situación de sequía que estamos viviendo en los últimos meses.

El Servicio de Mantenimiento de Caminos comenzó sus tareas el pasado mes de enero, y el planteamiento inicial era de prestarlo todo el año parando únicamente durante el mes de agosto. No obstante, sus responsables han decidido suspender momentáneamente la prestación del servicio dada ?la necesidad de agua que tenemos en unos momentos en que el agua está racionada para algunos usos a causa de la sequía?, afirma Javier Cartié, técnico del área de Medio Ambiente de la Comarca monegrina.

El agua es un elemento importante en los trabajos de recuperación de caminos, ya que se necesita en abundancia para compactarlos antes de pasar el rodillo. Ante esa situación, y debido a la sequía que sufrimos desde hace varios meses, los responsables comarcales han decidido suspender temporalmente el servicio que se podría reanudar en septiembre, si bien ese hecho estará siempre supeditado a la climatología.

La ausencia de precipitaciones también ha afectado directamente al trabajo del Servicio de Mantenimiento de Caminos de la Comarca de Los Monegros. La escasez de lluvias hace que la tierra de los caminos esté muy dura y ese hecho dificulta el trabajo con las máquinas y provocaba continuas averías. Otra razón para paralizar el servicio.

Veintidós ayuntamientos, además de sus diez pedanías, se han beneficiado ya de este Servicio de Mantenimiento de Caminos o lo harán en los próximos meses. Los trabajos ya se han desarrollado en los municipios de Albalatillo, Alcubierre, Almuniente ?más su pedanía, Frula-, Bujaraloz, Grañén ?y sus cuatro pedanías: Callén, Curbe, Fraella y Montesusín-, Huerto ?más Usón y Laventa-, Lalueza ?con Marcén y San Lorenzo del Flumen-, Leciñena, Peñalba, Torralba de Aragón y Torres de Barbués ?y Valfonda-. Cuando se pueda reanudar el servicio, actuará en Albero Bajo, Castejón de Monegros, Castelflorite, Perdiguera, Poleñino, Robres, Sangarrén, Sariñena, Sena, Valfarta y Villanueva de Sijena.

Generalmente, el servicio actúa en aquellos caminos en que lo solicita cada ayuntamiento. Suelen ser caminos destinados mayoritariamente a uso agrícola y ganadero, aunque en algunas ocasiones también se trabaja en otros de interés turístico. Los trabajos dependen del estado de los caminos, aunque también se limpian los márgenes y se repasa el acceso a las fincas. Además, todas estas tareas son importantes para el control de los mosquitos, ya que se deshacen posibles focos de cría.

Comentarios