Comienza la primera operación especial de tráfico del verano

Y lo hace con la buena noticia de un descenso de la accidentalidad en el primer semestre del año del 11%. En los seis primeros meses se han producido 349 accidentes por 392 en el mismo periodo el año anterior. La nota negativa son las víctimas mortales. Hasta el momento 32 personas han perdido la vida por 20 en 2004, lo que significa un aumento del 60%.

Con estas cifras comienza este viernes una operación especial en la que se espera ya un importante movimiento de vehículos por las carreteras de la provincia, aunque no que haya retenciones. Al coincidir con el fin el fin de semana se espera una mayor densidad de vehículos especialmente en dirección a las zonas costeras y al Pirineo.

En este primer éxodo masivo de vacaciones se vuelve hacer especial hincapié en la necesidad de respetar las normas de tráfico y utilizar el cinturón de seguridad, así como respetar los límites de velocidad.

Aunque un principio estaba previsto la puesta en marcha de alguno de los radares fijos que se instalarán en la provincia de Huesca, no será así. Desde Tráfico se asegura que durante el verano uno o dos ya estarán operativos en la N-240.

Los puntos en los que se colocarán son el cruce en dirección Graus y Benasque a la altura de Barbastro, las curvas de Angüés y el Estrecho Quinto. Se trata de tres puntos conflictivos en los que la accidentalidad es elevada y con ello se pretende intentar reducir esos accidentes.

Las estadísticas de los seis primeros meses arrojan un descenso de la accidentalidad de un 11%, aunque en el primer trimestre había un aumento del 6% de la siniestralidad y especialmente de víctimas mortales debido a los dos accidentes más graves ocurridos en Jaca y Barbastro donde fallecieron 12 personas.

Comentarios