Reorientar la carrera de Humanidades, reto del nuevo decano de Ciencias Humanas y de la Educación

2005070606 alvira banzo.jpg

Fernando Alvira Banzo es ya oficialmente el nuevo decano de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca. Tomaba posesión de su cargo en un acto presidido por el rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz, y la Consejera de Educación y Cultura, Eva Almunia. En él, Alvira Banzo ha fijado la reorientación de la carrera de Humanidades como uno de sus principales retos.

La Sala de Juntas de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación se quedaba pequeña para acoger la toma de posesión de su nuevo decano. Fernando Alvira Banzo tiene un objetivo claro en su nuevo mandato: afrontar la convergencia europea con la intención de lograr una reorientación de la carrera de Humanidades sin que desaparezca del campus de Huesca.

El nuevo decano estuvo arropado por familiares y amigos, y numerosas autoridades. Entre ellas el propio rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz, que confirmaba su interés por mantener los estudios de Humanidades en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, pero una vez estudiada su reorientación tras la llegada de las nuevas titulaciones europeas.

Además del rector y la Consejera de Educación, también asistían al acto el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, el alcalde de la ciudad, Fernando Elboj, o el anterior decano del centro, José María Nasarre.

La de Alvira Banzo era la única candidatura a decano que se había presentado en Ciencias Humanas y de la Educación. Salía finalmente adelante con 21 votos a favor y 7 en blanco de un censo electoral de 34 votantes representativos.

Éste no es el primer cargo directivo de Fernando Alvira Banzo en la Universidad de Zaragoza en Huesca; por poner un ejemplo fue director de la Escuela de Magisterio de Huesca a principios de los años 90. En la actualidad, al margen de su actividad docente es director del Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Comentarios