El Nanga Parbat debe esperar

2005070707 campo base.jpg

Parece que las expediciones españolas no tienen suerte esta temporada, y de nuevo el mal tiempo va a retrasar las expectativas de hacer cima, en esta ocasión en el Nanga Parbat. La expedición que dirige el montañero Bernabé Aguirre, al igual que la de Carlos Pauner, esperan que el tiempo de una trgua para atacar la cima, cosa que de momento, no parece muy probable.

El día 11 de junio partió la expedición española dirigida por Bernabé Aguirre hacia tierras de Pakistan para intentar hacer cumbre en el Nanga Parbat, pico de 8125 metros de altitud. Bernabé Aguirre, montañero de la Guardia Civil de Jaca, es el jefe de esta expedición que básicamente está integrada por asturianos, entre ellos el conocido montañero Jorge Gocheaga. Según las previsiones hata el 21 de julio pueden estar en la montaña, porque el día 24 tienen el vuelo de regreso a España, por eso el tiempo ahora es el peor enemigo pues la cuenta atrás ya ha comenzado y el mal tiempo es ahora el protagonista que parece que no quiere dar una tregua.

El Nanga Parbat es una cima accesible, aunque la ruta elegida por esta expedición es dura, sobre todo el tramo entre el campo base 1 y 2 porque es una parte muy técnica y el ataque a cima. La parte más importante, como en toda expedición será la de la aclimatación algo a estas alturas superado, pero que no se debe olvidar. La expedición de Aguirre ya ha montado el campo 1, 2 y 3, pero ahora el ataque a cima no se puede hacer. Ya sabía la expedición antes de partir que el tiempo en el Himalaya este año no estaba siendo bueno, pero a pesar de ello confiaban en que en julio huebiera unos días de buen tiempo para poder hacer esta cima. De momento no está siendo así y el Nanga Parbat debe esperar.

Comentarios