Distracción y demasiada velocidad, principales causas de los accidentes de tráfico

La Guardia Civil de Tráfico ha elaborado una serie de consejos para intentar evitar, en lo posible, los accidentes de tráfico así como los problemas que se pueden provocar fruto de robos en el interior de los vehículos.

Antes de ponerse en carretera, es recomendable revisar el coche, los niveles de agua y aceite, las luces, el estado de los neumáticos y la presión de aire, así como repostar.

Ya puestos en carretera, la primera causa de accidentes es la distracción, por lo que se pide una permanente atención a la circulación. La velocidad es otra de las causas: se pide a los conductores que circulen respetando los límites de velocidad y adaptando ésta a las condiciones tanto de la vía como climáticas.

Desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se hace especial hincapié en los sistemas de retención delanteros y traseros. Es decir, los cinturones de seguridad, que son obligatorios delante y detrás y para todos los pasajeros.

Por lo que hace referencia a los adelantamientos, se pide que se respete la señalización y que si, aunque esté permitido, no tenemos la seguridad de hacerlo bien, no adelantemos. Se recomienda también llevar el alumbrado de cruce en condiciones de reducción de visibilidad y guardar la distancia de seguridad con relación a los vehículos que nos preceden.

Del mismo modo, hacer paradas cada 200 kilómetros o cada dos horas, y avisar a los demás usuarios de cualquier anomalía accionando las luces de emergencia.

Y para evitar robos en el interior de los vehículos, hay que cerrar y activar los sistemas antirrobo del coche. Por otro lado, los consejos son evidentes: no deben dejarse equipajes y enseres a la vista, ni siquiera ropa. También se aconseja no dejar nunca las llaves puestas en el interior, aunque nos detengamos por poco tiempo.

Comentarios