La Guardia Civil cuenta con dos helicópteros de rescate en la provincia

2005070808 rescates.jpg

Además del helicóptero con base en Huesca, que opera normalmente a lo largo de todo el año, este verano la Guardia Civil dispone de otro aparato, con base en Benasque, durante los meses de julio y agosto. Cuenta, además, con personal médico contratado del 061, que permanece en él de forma constante. Los dos helicópteros son, pues, medicalizados.

La Unidad de Helicópteros número 41 tiene su sede en Huesca. Se trata de una unidad altamente especializada y muy considerada dentro y fuera de España, por sus más de 2.800 rescates, desde que se fundara hace casi 20 años. La unidad está compuesta por siete pilotos, cuatro mecánicos y dos conductores. Durante estos meses es cuando más servicios se llevan a cabo, principalmente de rescate de personas accidentadas en la montaña, realizando diversas actividades.

Desde la Guardia Civil, el jefe de la UHEL recuerda que hay unas señales internacionales de socorro que hay que recordar, y que no todo el mundo conoce, a pesar de que, en caso de accidente, sirven de mucha ayuda: Los dos brazos en alto, cuando se divisa el helicóptero, significa que se necesita ayuda. Si la persona sólo tiene un brazo en alto, quiere decir que no se necesita ayuda, que todo va bien. Sin embargo, si hay algo claro es que el helicóptero sólo hay que solicitarlo cuando realmente se necesite.

Entre los consejos que ofrece la Guardia Civil se encuentra el que no hay que aproximarse nunca al aparato por la parte trasera, puesto que la zona del rotor de cola, con la hélice que no se ve, es muy peligrosa.

El helicóptero con base en Benasque también podrá servir para realizar algunas otras actuaciones. Por ejemplo, se ha solicitado por parte de la comarca del Alto Gállego como apoyo para la limpieza de ibones, algo que se hará en la segunda mitad de julio y en el mes de septiembre.

Comentarios