Los bares de marcha podrán solicitar modificaciones en su licencia o local hasta finales de agosto

El Grupo de Trabajo sobre los Bares de las Zonas del Tubo y Casco Antiguo de Huesca se volvía a reunir este lunes. En el encuentro participaban miembros de los Grupos Políticos Municipales del Ayuntamiento de Huesca y representantes de la Asociación de Hostelería. El grupo ha fijado el 31 de agosto como fin de un plazo que han abierto para que los bares puedan solicitar una modificación en su local o actividad.

El Grupo de Trabajo que ha estado presidido por el concejal del Área de Seguridad Ciudadana, Luis Felipe, ha avanzado en el análisis y seguimiento de la situación administrativa de los establecimientos de las denominadas ?Zonas de Marcha?. En este sentido, se han contemplado cuestiones relativas a la titularidad, nombre, licencia y tipo de actividad de los distintos locales.

Tal como estaba previsto, el Grupo de Trabajo ha fijado un calendario concreto de actuaciones. Ha quedado abierto un proceso de comunicación personalizada con los propietarios de los establecimientos, que se prolongará hasta el 31 de agosto. Hasta ese día, se admitirán cuantas sugerencias expongan los interesados con relación a asuntos como la actividad o las modificaciones a realizar en los locales.

Con la información obtenida, el Grupo de Trabajo se volverá a reunir en la segunda semana de septiembre para conocer las respuestas de los interesados, así como aquellos que hayan decidido iniciar un nuevo trámite de cambio de licencia o modificación del local. A partir de entonces, los servicios técnicos del Ayuntamiento realizarán una primera inspección en la que indicarán los procedimientos a seguir en cada caso. El objetivo último del Grupo de Trabajo es que, antes de un año, se hayan efectuado todos los cambios que requieran los establecimientos.

El Grupo de Trabajo ha constatado una vez más la buena disposición de los empresarios a colaborar en la solución a los problemas de las ?Zonas de Marcha?. De hecho, los datos analizados arrojan una especial sensibilidad empresarial en algunos de los asuntos más conflictivos como los ruidos y molestias a los vecinos o la presencia de menores en establecimientos.

Comentarios