Por fin

Nuria Garcés

Tantos años cerrada, tantos meses de obras, tantos proyectos frustrados y por fin, la nueva Oficina de Turismo de Huesca ha abierto sus puertas este martes. La sede, el antiguo Mercado Municipal que, poco a poco, vio cómo iban desapareciendo o se iban expropiando sus puestos. Un polémico proyecto de centro de interpretación sobre la Historia de Huesca quedó por el camino, con un buen montón de dinero derrochado en encargos, audiovisuales y otros gastos que, parece ser, nunca verán la luz.

Se le dio la vuelta a la tortilla, y se acabó decidiendo que la Oficina de Turismo tendría su lugar en la planta baja, y además, el antiguo mercado también acogería el Museo Pedagógico. Creo recordar que el mercado era grande. Bastante grande, vaya. Por lo menos, para que una oficina de turismo quepa en su interior sin apreturas. Que eso es lo que se ha visto con su apertura: que, como hay que adaptarla a aquella decoración ganadora de un premio de arquitectura, pues parece que queda un poquito pequeña. Hay ya quien dice que el concejal de Turismo, antiguo jugador de baloncesto, tal vez no quepa ahí dentro. Muy probablemente exageran.

Pero no hay que olvidar los innumerables meses que hace que la susodicha oficina está en obras. Que si ahora problemas con el aire acondicionado y las máquinas, que si ahora con la instalación eléctrica, que si la empresa tal o cual se retrasa, que si dan a luz, con sus correspondientes bajas médicas, dos trabajadoras municipales de quien dependeían algunas supervisiones y parece que de nuevo se paraliza el proyecto porque no hay quién las sustituya... Que si abriremos después de Navidad, que si para Semana Santa, y aprovecharemos el alto número de visitantes que llegan a la ciudad en esas fechas, que si para principios de verano, que si mediado el verano... Y ¡por fin!.

Líbrenos Dios de obras como ésta. Para tirar la toalla.

Comentarios