Cuatro Miembros del GMAM hacen cima en el Damavand con discapacitados

Doce españoles con discapacidad, entre deficientes visuales, ciegos, sordos y sordociegos, han formado parte de una expedición de 22 personas que han de ascendido al volcán más alto de Asia, y a su vez la montaña más alta de Irán el Damavand, que se yergue a 5.670 metros sobre el nivel del mar. Esta expedición, organizada por la Sociedad Española de Montañismo y de Escalada para Discapacitados (SEMED), ha estado compuesta por 12 personas con discapacidad, cuatro guías voluntarios, cuatro miembros del Grupo Militar de Alta Montaña con sede en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca, un reportero gráfico y el médico y director técnico de la SEMED, Juan Antonio Carrascosa.

Esta iniciativa forma parte del proyecto científico deportivo "Siete cumbres, siete volcanes para todos por todos", coordinado por Carrascosa y que supone un ejercicio práctico de escalada de personas con discapacidad a las siete cumbres y los siete volcanes más altos de cada continente o subcontinente. El Damavand ha sido el cuarto volcán que ha ascendido el grupo de discapacitados, después de haber subido anteriormente el africano Kilimanjaro (5.895 metros), el europeo Elbrus (5.642) y el norteamericano Pico Orizaba (5.754).

Para próximos años quedan el sudamericano Monte Pisis (6.882), el oceánico Mauna Kea (4.205) y el antártico Mount Sidley (4.181). Otras grandes cumbres escaladas por miembros del SEMD son el Mont Blanc, el Monte Ararat, el Toubkal y el Cotopaxi.

En la expedición del Damavand estaban las mujeres ciegas o deficientes visuales que ascendieron el pasado año el "techo" de África, el Kilimanjaro (Tanzania). Durante la escalada al Damavand, Carrascosa ha realizado a las personas con discapacidad diversas pruebas médicas, así como un estudio ergonómico de movilidad en montaña.

Comentarios