Andrés Puyuelo y Teresa Sas comparecen como testigos por la querella de Inverferia

2005071212 feria.jpg

La actual concejala del área de Fiestas, Teresa Sas, y el concejal que ocupaba el cargo en el momento en el que no se renovó el convenio con Inverferia, Andrés Puyuelo, han comparecido este martes en el Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca. Comparecencia que se ha producido a petición del propietario de la empresa, que presentaba una querella en la que acusa al alcalde de Huesca de un presunto delito de prevaricación, y solicitaba diligencias de prueba a través de la comparecencia de estos dos concejales.

En primer lugar comparecía Andrés Puyuelo al que se le interrogaba por distintas cuestiones de su respectivo mandato como responsable del área de Fiestas, cargo que ostentó hasta el 15 de agosto de 2003. Tras él, comparecía la actual concejala del ramo, Teresa Sas, a la que se interrogaba sobre el pliego de condiciones que el Ayuntamiento dictó para la concesión de instalaciones feriales y que es objeto de las discrepancias del propietario de Inverferia. Asimismo se le ha preguntado por distintas cuestiones relativas a la regulación actual de recintos feriales en la ciudad y el nuevo espacio para la instalación de las Ferias ubicado ya en el polígono 29.

Ambas comparecencias se completaban con la de otros dos trabajadores del consistorio: Vicente Sierra, como Oficial Mayor del Ayuntamiento de Huesca, y Belén Naya, como técnico de Secretaría que participó en los trámites de ese pliego de condiciones.

Recordamos que el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ya tuvo que declarar este martes durante dos horas. El fiscal que lleva el caso no hizo ninguna petición después de las dos horas de declaración del alcalde de Huesca.

La querella admitida a trámite ha sido presentada por Enrique Lasheras, propietario de la empresa Inverferia, que acusa al Ayuntamiento de Huesca de denegarle la autorización para montar su pista de autos de choque durante las fiestas de San Lorenzo del año pasado. Según el denunciante, esta decisión se tomó supuestamente en contra de la ley y con el objetivo de perjudicar a Lasheras.

La ordenanza que regulará la actividad ferial en las próximas fiestas de Huesca ha entrado en vigor tras la ratificación en el pleno municipal de este jueves, después de que se haya desestimado una alegación por parte del propietario de Inverferia que no estaba de acuerdo con que el pliego de condiciones tenga en cuenta en primer lugar las solicitudes de los feriantes con 15 años de antigüedad en Huesca.

Comentarios