Alfonso Milián confía en la pronta resolución del conflicto de los bienes de la Franja

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha realizado este martes su primera visita oficial al centro de la UNED, acompañado por Pedro Escartín, vicario general del obispado; Carlos Gómez, director del centro y Luis Sánchez, miembro del Patronato de la Fundación Ramón J Sender. Durante su visita, que ha coincidido con la celebración de los XVI Cursos de Verano, que finalizan este miércoles, ha manifestado su deseo y confianza en que a finales de este año esté resuelto el conflicto de los bienes eclesiásticos que se encuentran en depósito en la diócesis ilerdense.

Respecto a la lentitud con la que se está llevando a cabo el proceso, Milián ha querido mostrarse cauto explicando que, ?tal vez el verano ralentiza algunos trabajos, pero sabemos que el mediador nombrado por la Santa Sede sigue adelante con su labor, aunque desconozco si ha presentado algún dictamen. Debe dar su informe al Nuncio y cuando lo crea oportuno se nos reunirá a las dos partes, pero entiendo que el mediador, Silverio Nieto, no haga declaraciones sobre este asunto, del que nunca le he preguntado para que trabaje con absoluta libertad y en conciencia?.

Sin embargo, Milián ha reiterado su optimismo personal acerca de la solución, ?espero que este año se conozca la decisión definitiva e inapelable?. Respecto al inicio de las obras del proyecto de rehabilitación del Palacio Episcopal de Barbastro, ha señalado que ?todo está previsto para que comiencen en septiembre y espero que sea así?.

Al final de su visita, Milián ha reconocido que tenía ?muchas ganas de visitar este centro del que me habían dado buenas referencias sobre sus instalaciones y la labor desarrollada en Barbastro?. En este aspecto, ha manifestado que ?está acorde con la categoría de la ciudad y su zona de influencia. Después de una visita tan detenida por todas las dependencias, aún valoro más la importancia de tener en casa, a mano, este centro con una tecnología tan avanzada?.

El número de alumnos que pasan cada curso y las actividades realizadas has sido otras de las ?sorpresas agradables? para monseñor Milián, quien ha reiterado ?el servicio cultural de primera magnitud y el bien que presta a toda la zona, con independencia de los resultados académicos, propios de la universidad a distancia?. En este aspecto, ?agradezco este servicio y la labor de las personas que lo hacen posible?.

Comentarios