Vence el plazo para matricular a los estudiantes en clase de Religión

Los padres de los alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato pueden ejercer el derecho a matricular a sus hijos en la clase de Religión hasta este viernes 15 de julio, fecha en la que vence el plazo que se abrió el pasado día 1 del presente mes.

La Delegación de Enseñanza de la Diócesis de Huesca recuerda que el pasado curso la asignatura de Religión en la escuela fue demandada por el 79,3 % de los padres españoles, según los datos publicados por la Conferencia Episcopal Española, y que en la Unión Europea, 24 de los 25 países que la conforman, ofertan esta asignatura.

El delegado de Enseñanza de la diócesis oscense, Nicolás López, recuerda que la Religión está sujeta a las mismas directrices pedagógicas que el resto de asignaturas; a la inspección educativa y al cuidado de la formación de los profesores. Asimismo aclara que no hay que confundir clase de Religión con la catequesis que se imparte en las parroquias y que va dirigida a los católicos que desean madurar en la fe.

López explica que la Religión es una disciplina estrictamente escolar, cuya asimilación crítica madura al alumno, y va dirigida también al que se declara no creyente o indiferente. Esta diferenciación la estableció la Iglesia española en 1979.

Sobre las razones para cursar esta asignatura, Nicolás López indica que para alcanzar una educación integral de las personas, resulta imprescindible abordar la dimensión trascendente constitutiva del ser humano. No se puede dejar a los alumnos en la ignorancia religiosa, que es, entre otras cosas, caldo de cultivo de fundamentalismos y de intolerancia. No impartirla supondría, en una sociedad como la nuestra, analfabetismo cultural, ya que nuestro acervo cultural e histórico está marcado por lo religioso.

Comentarios