El indio Sasikirán se perfila como campeón del Open de Ajedrez de Benasque

El talento, la preparación y la resistencia física no son suficientes si falla la serenidad. El español Herminio Herráiz no pudo soportar la tensión de una partida decisiva y perdió claramente ante Krishnán Sasikirán en la penúltima ronda del Open de Benasque. El indio, de 24 años, será el campeón salvo una improbable carambola en la última jornada.

Herráiz, de 26 años, es conocido por su estilo sólido, más estratégico que táctico. Pero, tal vez por exceso de motivación ante la inesperada perspectiva de ganar un torneo importante como el de Benasque, no fue coherente consigo mismo ante Sasikirán y eligió una variante de ataque a la bayoneta difícil de justificar frente a un rival de alto nivel. El manchego tenía la ventaja de las piezas blancas, equivalente al saque en tenis, pero bastaron unos pocos movimientos para que Sasikirán se apoderase de la iniciativa. Luego la explotó con precisión y dejó el torneo casi resuelto en cuanto a su vencedor.

Para que el indio no se llevase el primer premio tendrían que ocurrir tres cosas a la vez: que él fuese derrotado en la última ronda, matinal, por un rival cuyo nombre se desconocía en el momento de redactar esta crónica; que ganase alguno de sus perseguidores, los israelíes Roiz y Oratovsky; y que el coeficiente de desempate fuera en contra del actual líder.

Mucho más emocionante está el Torneo de Campeones, donde todo se decidirá en la última ronda: el líder, el búlgaro Délchev, fue derrotado por el rumano Suba; y el ruso Kornéiev, segundo con medio punto menos, aún no había terminado su pelea con el croata Komliénovic tras casi cinco horas. El Internacional Femenino tampoco está decidido: la ucraniana Kononenko aventaja en medio punto a la rumana Cosma antes de la jornada de clausura. La española Sabrina Vega ganó a la eslovaca Repkova.

FIN

Comentarios