Turismo y deportes de aventura, principales agresores del Medio Ambiente

2005071515 deportes de aventura.jpg

El SEPRONA, Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, cuenta con múltiples atribuciones en sus labores de vigilancia. En época de verano, preocupa especialmente el mal uso que, de la naturaleza, puedan hacer todos los turistas y excursionistas que llegan a la provincia de Huesca. Acampadas, incendios y deportes de aventura son las principales causas de infracción.

La acampada libre está prohibida en toda la comunidad autónoma. Hay que hacerlo en lugares legalmente aurotrizados, y nunca en lechos de ríos. Los miembros del SEPRONA recuerdan que nunca se debe abandonar basura ni residuos, ni alterar el entorno. Por lo que hace referencia a los incendios, está prohibido hacer fuegos del 19 de marzo al 30 de septiembre en zonas boscosas. De todas formas, estamos viviendo un verano tan seco, que está totalmente prohibido encender fuego en cualquier sitio. Y ante un pequeño conato, hay que intentar apagarlo y avisar con urgencia a los servicios de emergencia.

En opinión de los responsables del SEPRONA, el impacto del turismo, y principalmente del turismo de aventura es lo que más afecta de forma negativa a la naturaleza.

Otros deportes, como el barranquismo o el rafting, practicado por muchas personas a la vez, también causa afecciones en la zona donde estos tienen lugar. Pero en verano, además, se incrementan las acampadas ilegales, la ocupación de espacios protegidos, la pesca ilegal, la tala y las recolecciones ilegales y agresiones a causa de muchos tipos de deportes de aventura.

En esta época se pide, sobre todo a las familias, que difundan entre los más pequeños una importante conducta de respeto al medio ambiente.

Si se observa alguna agresión, el SEPRONA solicita que se anoten los datos y se llame urgentemente al 062.

Más consejos son no alterar las condiciones físicas de un espacio natural, no lavar con detergentes en los ríos o informar a las autoridades sobre los vertederos incontrolados. No se deben arrancar flores ni plantas, y hay que evitar que los perros vaguen sin control. Además, si se escuchan disparos en zonas de alta montaña en época estival, hay que avisar a la Guardia Civil, porque se trataría de caza furtiva.

Comentarios