Inaugurada la iglesia parroquial de Pozán de Vero tras diez años de trabajos

2005071617 iglesia pozán.jpg

La inauguración de la iglesia de la Asunción de Pozán de Vero ha sido uno de los eventos más destacados este fin de semana en la Comarca del Somontano. Una jornada festiva para todos los vecinos, en la que ha estado presente el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Javier Velasco, acompañado por el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela; el alcalde de Pozán, José María Mur; el obispo de la diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y el párroco de la iglesia, Jaime Mozás, además de numerosas autoridades locales y comarcales.

Un ambicioso proyecto que se ha desarrollado en varias fases, y cuyos trabajos se iniciaban en 1995 con la rehabilitación de sus cubiertas. A continuación, comenta el consejero de Obras Públicas, Javier Velasco, se llevó a cabo el remate de los muros exteriores, el campanario, además de quitar las humedades del templo, que originaba numerosos problemas. El toque final ha llegado de la mano de las aportaciones de los feligreses, la DPH y la Comarca con la instalación de la iluminación y la pintura de los interiores.

Para la realización de las obras se ha contado con un presupuesto de más de 420.000 euros, de los que el 90% ha llegado a través del Gobierno de Aragón, y el 10% restante repartido entre la DPH, Ayuntamiento y Obispado. El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, destaca la colaboración de instituciones y vecinos que se han volcado en hacer de este proyecto una realidad.

El obispo de la Diócesis, Alfonso Milián, que presidió la eucaristía, se mostraba satisfecho con la culminación de las obras, haciendo especial hincapié en el trabajo realizado a lo largo de los últimos años, en el que se han aunado el esfuerzo y la voluntad de los que han participado en el mismo.

Para el párroco de la iglesia, Jaime Mozás, natural de Pozán de Vero, no quedaban más palabras que las de reiterar su agradecimiento a las entidades y a las personas que han hecho posible la rehabilitación de este templo, ?fruto del esfuerzo y la constancia durante los diez años que han durado las obras?.

Un edificio emblemático de la localidad y un lugar de encuentro para los feligreses que José María Mur, alcalde de Pozán, considera era necesario recuperar con el objetivo, a partir de ahora, de darlo a conocer a todas aquellas personas que se acerquen hasta la localidad, como un lugar de interés desde el punto de vista arquitectónico.

Comentarios