Cartas al Director: IGUALDAD, ¿EN QUE?

Anabel Lasheras

PRESIDENTA DE AFAMMER

Si la Constitución Española, nos dice que todos lo españoles tenemos derecho a una sanidad digna y de calidad, independientemente del sitio donde vivimos, alguien nos está engañando.

Las madres de niños pequeños y bebés de bastantes pueblos de la provincia de Huesca, no tienen derecho a un pediatra, perdón, lo tienen pero sólo para vacunas y revisión de crecimiento y si da la casualidad que el bebé o niño, tiene una bronquitis crónica o una alergia, pues que sus padres se busquen la vida.

La vergonzosa discriminación que se da en estos momentos, lleva a muchas familias a empadronar a sus pequeños en cualquier domicilio de Huesca, porque es la única forma de garantizarse que tendrán un pediatra que atienda a su hijo cuando tengan cualquier problema, cuestión por otra parte muy probable, en el proceso de maduración del sistema inmunológico de cualquier niño en sus primeros años de vida.

Desde estas líneas queremos denunciar ?repito- la vergonzosa discriminación que sufren muchas familias del medio rural Altoaragonés por esto, por vivir en un pueblo.

Para que nos quieran hacer creer que tenemos libertad para elegir libremente nuestro lugar de residencia o para que pretendan que nos creamos que los problemas de la gente de muchas localidades Alto aragonesas importan a las autoridades.

Por favor, que en la deuda sanitaria no se olviden de incluir la valoración de la creación de servicios muy necesarios para muchas localidades. De momento, en derechos sanitarios no hay igualdad entre muchos pueblos de la provincia y la capital.

Desde la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural, AFAMMER, pedimos una solución y confiamos en que este tema se resuelva pronto.

Comentarios