Jacetano y Sabiñánigo se verán las caras en septiembre y febrero

Publicado ya el calendario de la Tercera División, Jacetano y Sabiñánigo empiezan a planificar esta temporada que trae el derby pronto. La temporada arranca el 28 de agosto y el Jacetano visitará al siempre peligroso Utebo, mientras que el Sabi empieza en casa recibiendo a otros de los fuertes, el Casetas. Un mes más tarde y con poco rodaje, el 25 de septiembre se jugará ese derby que ha querido a Sabiñánigo como primer escenario de uno de los partidos del año. El derby en Jaca será en pleno invierno, el 19 de febrero. Pero también hay otros encuentros interesantes como los que les enfrentará a los grandes y consolidados de la categoría como el Utebo, Barbastro, Casetas o Universidad, a los que se apunta el Sabi que este año quedó quinto.

El inicio de liga es importante para los dos equipos altoaragoneses. La AD Sabiñánigo, que ya tiene prácticamente la plantilla cerrada, empieza jugando en casa ante el Casetas, después viaja a Villanueva, recibe al Teruel y viaja a Zuera antes de recibir al Jacetano. Por su parte el Jacetano viaja el 28 de agosto a Utebo, a continuación recibe al Universidad de Zaragoza, viaja a Fuentes y recibe al Monzón justo antes del derby en Sabiñánigo.

En la recta final de temporada y a la espera de que los equipos de la zona no se jueguen su permanencia en la categoría, el mes de mayo depara encuentros que seguro tendrán emoción, y así el 7 de mayo el Jacetano recibirá al Alcañiz, luego visitará al Ebro, recibirá al Lalueza y acabará la temporada el 28 de mayo en Binéfar. Por su parte el Sabiñánigo en mayo viaja a Calatayud, recibe a La Almunia, viaja a Sariñena y jugará el último partido de la temporada ante el Barbastro.

Veinte equipos en el grupo 16 de Tercera División donde como siempre no faltan los equipos fuertes zaragozanos como en Casetas, Utebo o Universidad de Zaragoza, y por su parte, siete equipos de la provincia de Huesca, el actual campeón de esta liga, el Barbastro, Jacetano, Sabiñánigo, Sariñena, Binéfar, Monzón y Lalueza.

Comentarios