Andrés Ollero ha clausurado las XXI Jornadas Universitarias de los Pirineos en Torreciudad

El ex parlamentario y catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Andrés Ollero, ha clausurado este domingo las XXI Jornadas Universitarias de los Pirineos, celebradas durante esta semana pasada en torno al Santuario de Torreciudad (Huesca). El tema de la conferencia ha estado basada en su último libro publicado y que se titula: ?Un estado tan laico como sus ciudadanos?.

Preguntado por la nueva Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministro, y en la que la religión deja de ser asignatura fundamental, el profesor ha dicho que ?los vulnerados no son los obispos sino los ciudadanos ya que, al fin y al cabo, los acuerdos entre España y la Santa Sede intentan organizar unos derechos que reconoce la Constitución en su artículo 27.3, y que es el derecho de los padres de familia a elegir la formación religiosa de sus hijos. Por tanto, los auténticos titulares de este derecho que están siendo vulnerados son los padres de familia?.

El profesor ha pedido al gobierno que cumpla con el tratado internacional suscrito con la Santa Sede, por el que se fija la religión católica como una asignatura fundamental. En concreto, ha requerido a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ?con la que he tenido ocasión de debatir tantas veces y oído argumentaciones tan brillantes a que argumente, aunque no sea con mucha brillantez, cómo puede ser una asignatura fundamental si su evaluación es absolutamente irrelevante?.

Para el catedrático, la cuestión de fondo es que ?no está habiendo reacción entre los ciudadanos y conseguirán desvirtuar el aspecto constitucional de la cuestión si se reduce a un planteamiento entre gobierno y obispos?. Por este motivo, Ollero subraya que ?es una cuestión entre el gobierno y los ciudadanos, que son los titulares de los derechos, al tiempo que agradezco y respeto muchísimo el esfuerzo de los obispos por colaborar en la garantía de esos derechos de los ciudadanos?.

Otro de los planteamientos abordado por el ex diputado ha sido el concepto de laicidad en la Carta Magna: ?Nuestra Constitución recoge una laicidad positiva a través del principio de cooperación y a través de lo llamado laicidad por atención, que tiene en cuenta las creencias de la sociedad?. En este sentido, ha añadido que ?el peligro radica en intentar vincular el estado laico a una caricatura como el laicismo, que pide una separación absoluta entre el estado y cualquier elemento de orden religioso?.

?La laicidad positiva que recoge nuestra Constitución, a través del principio de cooperación, se concreta de manera muy particular en nuestro país con los acuerdos que el estado español tiene suscritos con las demás confesiones; con la Santa Sede, que tienen carácter de tratado internacional, y con las tres confesiones religiosas de mayor arraigo en España como son la islámica, evangélica y la judía?.

Comentarios