Aprobado el plan energético de Aragón 2005-2012

2005072626 poste.jpg

Se trata de un documento elaborado durante los últimos meses por el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Ejecutivo autónomo con la colaboración de todos los agentes económicos y sociales de la Comunidad en un proceso participativo que ha incluido numerosas reuniones y un periodo de información pública tras el que las alegaciones presentadas han sido estudiadas e incorporadas en su caso al texto final. El Plan Energético de Aragón 2005-2012 contiene cuatro estrategias fundamentales: el incremento del parque de generación eléctrica, el desarrollo de las infraestructuras energéticas, la promoción de las energías renovables y el ahorro y uso eficiente de la energía.

El importante desarrollo tecnológico que registra este sector, la promulgación de abundante legislación específica y otros factores como la creciente concienciación de la sociedad por las cuestiones medioambientales aconsejaban definir un nuevo Plan Energético como el que ahora ve la luz, que recoge las principales estrategias y líneas de acción de la política energética de la Comunidad Autónoma para los próximos años.

El presente Plan, que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), deja sin efecto el Plan Energético de Aragón 1994-2013 y el Plan de acción de las Energías Renovables de Aragón 1998-2005, cuyos objetivos actualiza de acuerdo con las condiciones, entorno y necesidades actuales.

Este texto, aunque coherente con las planificaciones nacional y comunitaria, reclama un mayor protagonismo para las comunidades autónomas en la definición de su política energética, a partir del certero conocimiento que tienen de su situación energética, tecnológica y económica y del aprovechamiento de las competencias de que disponen en materias como el régimen especial o las redes de distribución.

El Plan recuerda que Aragón posee excelentes recursos renovables y en este sentido aboga por seguir incrementando la generación eléctrica procedente de la energía eólica y, en menor medida, de las energías de la biomasa, hidráulica y solar. Un planteamiento que aprovecha nuestros recursos autóctonos y renovables, disminuye la dependencia del suministro exterior, aporta flexibilidad y fiabilidad al sistema, mejora nuestra balanza económica y contribuye a minimizar las posibles afecciones ambientales.

Este texto destaca la importancia igualmente de una utilización limpia del carbón, que no puede quedar olvidado en las estrategias comunitarias y que cumple un papel esencial en la seguridad de abastecimiento eléctrico y reducción de la dependencia exterior.

El escenario que dibuja para el año 2012 otorga un papel fundamental a las energías renovables como ya se ha dicho, pero también indica que el gas natural va a ser clave en la estructura energética regional, principalmente para abastecer a los sectores residencial, comercial, de servicios e industrial, pero también a las futuras centrales de cogeneración y a las previsiones de funcionamiento de los ciclos combinados. Esta planificación incluye la incorporación de otras tecnologías aún no implantadas en Aragón, como la gasificación de la biomasa, la obtención y utilización del hidrógeno o la energía solar termoeléctrica.

Para la consecución de todos estos objetivos el Plan propone acciones de difusión, formación, promoción de inversiones, creación de una agencia regional de la energía, confección de normativa, elaboración de planes de acción sobre materias concretas, participación minoritaria en proyectos energéticos, potenciación del tejido industrial, ampliación de la colaboración con la Universidad de Zaragoza o el impulso a la presencia nacional e internacional.

Comentarios