Ismael Lo en Pirineos Sur

2005072727 IsmaelLo2.jpg

El largo fin de semana colofón del Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur comienza este jueves con la actuación de Ismaël Lo -nacido en Nigeria, pero criado en Senegal- conocido como el Bob Dylan africano y autor e intérprete de la famosa ?Tajabone? que utilizó Pedro Almodóvar en su película ?Todo sobre mi madre?. El sonido de Lo es una mezcla de ritmos tradicionales actualizados y elementos más propios de occidente, sobre los que destaca su voz, vital, sedosa, y emocionada, especialmente cuando canta baladas, lo más destacado de su repertorio. Es un trovador contemporáneo que canta a las cosas que le rodean y los sentimientos que le provocan, generalmente en francés, wolof u otros dialectos de su tierra. El concierto será en el Auditorio Natural de Lanuza a partir de las 22 horas.

De origen muy humilde, actuó durante casi un año en el club Coco Loco, de la canaria Playa del Inglés, antes de ser considerado uno de los grandes de la música de África. Sin embargo, cuando verdaderamente se dio a conocer fue a principios de los años 80, militando en la clásica banda de Dakar ?Super Diamono?.

Desde hace ya más de una década, cuenta sus historias en solitario. En algunas ocasiones, no necesita más que una guitarra acústica y una armónica; en otras, una sólida banda le anima la retaguardia. Ismaël Lo es un artista de la ciudad y sus canciones así lo reflejan, tanto en las letras como en la música.

También mañana actuará la banda zaragozana Couscous Party, adscrita a la fusión de ingredientes electrónicos y ritmos africanos, con el latido del afrobeat y la herencia del gran Fela Kuti, sin olvidar las enseñanzas del afrofunk de Manu Dibango, las sonoridades magrebíes o los ejercicios de electro-soukous. Integrada por algunos componentes de Los Especialistas, utilizan tecnología digital y programaciones, ordenadores y samplers, pero sin renunciar a los sonidos orgánicos de una banda de formato clásico, de músicos tocando sus instrumentos.

Por su parte, el grupo anglo-turco Oojami ofreció este martes en la carpa de Sallent de Gállego un espectáculo lleno de color, baile y buena música, mezcla de ritmos modernos y elementos árabes tradicionales. Un derviche y una bailarina que bailaba la danza del vientre hechizaron con sus movimientos a las seiscientas personas que se congregaron ayer en la carpa de Sallent. La extraordinaria voz y la incuestionable energía de la vocalista hicieron bailar sin parar a los espectadores que al tiempo corearon y acompañaron con palmas los singulares ritmos del grupo.

Oojami demostró que tiene un estilo musical propio orientado hacia el ritmo pero sin dejar a un lado la melodía: en su música, hay tanto influencias turcas como asiáticas y africanas, lo que se comprueba en el uso de muestras de bosquimanos halaharis de Sudáfrica. No en vano, en Oojami han participado músicos de Indonesia, Ghana o Marruecos, aunque es la influencia turca la que prevalece.

La aparentemente indefinible identidad musical de la formación se tornó ayer en Pirineos Sur en un excitante viaje a través de las culturas. Londres y Turquía fueron las protagonistas indiscutibles de este mágico recorrido musical en el que participaron anoche los espectadores de Pirineos Sur.

Comentarios