El PAR pide un gran acuerdo hídrico para la ciudad de Huesca

El Partido Aragonés pide un gran acuerdo hídrico para la ciudad de Huesca. Esta formación política considera que la capital oscense necesita consenso en esta materia para seguir trabajando en los próximos años. Fernando Lafuente, portavoz municipal del PAR, afirma que ?el aluvión de propaganda no oculta los errores del alcalde en la gestión del abastecimiento de agua a Huesca?. Apunta que Fernando Elboj programa para el miércoles ?la enésima visita publicitaria? a las diferentes obras hídricas del entorno de la ciudad.

Fernando Lafuente, portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca, ha indicado que ?no tengo ningún problema en reconocer que en el abastecimiento de agua a Huesca, se ha trabajado rápido en aplicar alternativas. Sin embargo, ni la sequía ha sido la única causa del problema, ni la gestión por parte del Alcalde, con un despliegue de todo su personalismo, ha sido tan brillante como quiere presentarnos. El aluvión de propaganda no oculta sus errores, algunos de los cuales tendrán sus consecuencias incluso a medio o largo plazo, ni la necesidad de seguir trabajando en un Plan global del agua que el grupo de gobierno ha tenido aparcado más de un año?.

Estas declaraciones del portavoz del PAR están directamente vinculadas a la ?enésima visita publicitaria que Elboj ha programado y que tendrá lugar este miércoles. Por primera vez, después de docenas de actos, se ha dignado a invitar a los demás grupos que representamos a los oscenses en el Ayuntamiento, pero lo hace tras meses de actuar atropelladamente y por cuenta, y en muchos aspectos, mal. Nos convoca ahora, por ejemplo, cuando hace unas semanas, insertó una publicidad a toda página a costa de fondos municipales, de todos los vecinos, sólo con el fin de que el grupo de gobierno replicara a los razonables planteamientos de éste y los demás portavoces. No sé si espera además un aplauso?.

Lafuente ha recordado ?una larga serie de despropósitos que de no haberse cometido, hubieran evitado muchos aspectos negativos del asunto. Elboj ha estado a punto de provocar un conflicto social con la cuestión de las piscinas y sólo la presión vecinal y política le obligó a rectificar. También ha llegado a acuerdos cuestionables para conseguir unos terrenos y ha firmado compromisos, a todas luces innecesariamente, que son una auténtica bomba de relojería para el urbanismo y ordenación territorial de la ciudad, implicando nada menos que la reforma del nuevo PGOU antes aún de que sea aprobado totalmente. Tampoco se olvidan en muchas localidades de la comarca de su actitud insolidaria que después se ha visto forzado a abandonar. Igualmente se dictó un decreto de restricciones que luego se han ido levantando sobre la marcha, sin que sepamos exactamente en qué punto estamos, y cuáles siguen en vigor o no. La cuestión de los pozos ha tenido sus episodios?.

?Con todo esto -añade el portavoz del PAR-, el error fundamental ha radicado en su patente falta de previsión que ha provocado alarma ciudadana y al final costará dinero público. No se trata sólo de que el Alcalde mirara hacia otro lado ante nuestras advertencias de una sequía evidente, hasta que en abril comenzaran las prisas, sino que Huesca dispone de un Plan del agua que han ignorado porque ya no había barro en los grifos y fracasó en su empeño de comenzar la casa por el tejado decidiendo primero el modelo de gestión y después lo demás. Por ejemplo, los oscenses saben que la ciudad sigue perdiendo agua en volúmenes más que considerables por una red de distribución que necesita tanto el depósito de cola como una renovación sistemática, como dice ese Plan, pero el grupo de gobierno rechazó comenzarla cuando el PAR presentó una enmienda a los presupuestos en diciembre. Sólo cuatro meses después, cada gota era valiosa?.

Un gran acuerdo sobre el agua

Lafuente concluye indicando que ?además de ponerse la gorra para visitar obras, este Ayuntamiento necesita un gran acuerdo para seguir trabajando años sobre el abastecimiento de agua y todo su ciclo. En 2003 comenzamos y luego, como he dicho, lo pararon. No puede ser que pase año y medio después de su última sesión y se reúna la Comisión especial del agua para prácticamente nada más que escuchar lo mucho y bien que han trabajado desde el grupo de gobierno frente a la emergencia. Es un tema capital, que necesita varios mandatos para afrontar todo lo que es preciso hacer, que exige responsabilidad frente a otras actuaciones más vistosas, que requiere consenso prolongado y acción permanente, programación sin empecinamientos sobre público-privado, ni dejadez como hasta ahora. Esa es mi propuesta, en lugar de tanta publicidad unilateral?.

Comentarios