Consejos prácticos en caso de incendio

2005080202 incendio.JPG

La Comunidad Autónoma de Aragón cuenta con un total de 2,5 millones de hectáreas forestales, de las que la mitad son arboladas. La riqueza natural que sustentan se refleja en una rica biodiversidad y en unos paisajes espectaculares para el visitante.

En muchos casos, la colaboración ciudadana es decisiva para combatir el fuego y proteger nuestro patrimonio natural. Por ello, los objetivos de estos consejos son, por una parte, promover actitudes y hábitos responsables y, por otro lado, informar y sensibilizar del riesgo de incendios forestales y de la necesidad de prevenirlos.

LA PREVENCIÓN ES IMPORTANTE

Infórmate de las épocas de máximo riesgo de incendio.

Mantén limpio el monte: guarda los desperdicios en una bolsa de basura y tírala en un contenedor o llévala a casa.

Está prohibido fumar en el monte. No tires colillas encendidas por las ventanillas del coche.

No enciendas hogueras ni cocines: lleva la comida preparada de casa.

No circules con vehículos fuera de los caminos autorizados, ni los estaciones sobre hierbas secas o maleza.

Si vives en una casa cercana al monte, mantén limpio el tejado y alrededores de hojas, ramas secas, vegetación arbustiva y herbácea y basuras.

En las salidas al monte, lleva un teléfono móvil siempre que sea posible, y toma referencias de los lugares que transites.

Colabora con los colectivos profesionales de vigilancia y prevención de incendios forestales.

No hagas fuego en el monte o alrededores bajo ningún concepto.

Si ves que alguien descuida estos consejos, adviértele del riesgo.

EN CASO DE INCENDIO, SABER ACTUAR PUEDE SALVARTE LA VIDA

Si estás en el monte:

Si ves un incendio, avisa urgentemente al 112 o autoridad más cercana y actúa según te indiquen.

Si el fuego es pequeño, trata de apagarlo usando agua, ramas o tierra sobre la base de las llamas. Tras sofocar el fuego, tapa las brasas y limpia de ramas sus alrededores.

Si te sorprende el fuego, aléjate en dirección opuesta al humo. Respira por la nariz procurando cubrirla con un trapo mojado.

No busques refugio en vaguadas profundas y huye siempre cuesta abajo, el fuego sube ladera arriba como por una chimenea, o en dirección perpendicular al avance del fuego.

o intentes cruzar las llamas, puedes quedar atrapado. Si no hay más salida, cruza donde el frente sea más débil.

Si el fuego te alcanza, sitúate en la zona ya quemada siempre a espaldas del viento dominante.

Si se prende la ropa, no corras: échate a rodar sobre el suelo y, si tienes una manta, cúbrete con ella, el fuego se extinguirá por falta de aire.

Si estás en una casa próxima al incendio:

Cierra puertas, ventanas, persianas y las posibles entradas de aire.

Si el fuego llega a tu casa, permanece en el interior: la casa es más segura.

No bloquees las vías de acceso de los vehículos de extinción.

SI REALIZAS ALGÚN TRABAJO AGRÍCOLA

Comunicar previamente a los colindantes y Agentes de Protección de la Naturaleza.

Adecuar una faja sin combustible alrededor de la zona a quemar.

Escoger días sin viento y suspender si empeoran las condiciones.

El horario permitido es: desde 1 hora antes de la salida del sol hasta 1 hora antes del ocaso.

Vigilar la zona hasta que el fuego esté totalmente apagado.

Adoptar las medidas oportunas para evitar la propagación.

Disponer de extintores de agua u otros medios auxiliares en las inmediaciones.

Comentarios