Cartas al Director: Recuerdos del Jardín de Verano

E. Martín

Oscense

Hace unos días compre el diario del Altoaragón porque en el salía la programación de las fiestas de San Lorenzo, pensando, ilusa de mí, que, como han sido declaradas de interés turístico nacional, la Comisión de Fiestas, y su cabeza Teresa Sas, habrían programado unas fiestas dignas de tal honor pero?¡Oh desilusión! Son las mismas fiestas que las del año pasado o el anterior, o el anterior del anterior?

Hay actos para niños, para jóvenes, pero ¿que pasa con la franja de siempre; los comprendidos entre 45 años en adelante?

Se te ocurre invitar a amigos y familiares para que conozcan nuestra ciudad en sus mejores días transmitiéndoles la ilusión que tienes por las Fiestas de San Lorenzo y, si vienen, los llevamos a los toros, (suponiendo un buen cartel, y unos ?buenos toros?) y a cenar; y después de cenar ¿qué hay después de cenar?

Te ponen en un brete porque no sabes donde llevarlos. ¿ A la verbena de la Plaza Luis López Allué? ¿Esa es la opción que tenemos la gente de Huesca o prefiere usted que la gente de nuestra edad nos hacinemos en las peñas? ¿No hay nada mejor? ¿No hay otra alternativa en unas fiestas de interés turístico nacional para los miles de oscenses que estamos en esta franja de edad? ¿Qué nos queda Sra. Sas, los veladores para saludarnos unos a otros como el resto del año?

¿Cómo es posible que en unas fiestas como las de Huesca no exista un sitio, como antes, céntrico (pongamos la antigua tabacalera por darle una pista) con veladores en condiciones, y una buena música, que puedas hablar con tus amigos tomando una copa de champán o una consumición en vaso de cristal, como el resto del año? ; ¿será pedir demasiado? Además, nosotros no aguantamos hasta las siete de la mañana, no molestamos al vecindario, no gritamos ni vamos rompiendo nada; no armamos jaleo, nos comportamos, pero eso a usted le da igual. Aquí el que cumple, como no protesta, la callada por respuesta.

Por lo menos si ustedes no saben hacerlo, o no saben hacerlo bien, pongan las mayores facilidades para que otros lo hagan desde la iniciativa privada mediante algún tipo de concurso público subvencionado motivando de esta manera que algún empresario se lance a darnos soluciones que ustedes no nos dan. En mi opinión la diversión de los oscenses debe de garantizarla el propio ayuntamiento o por lo menos poner las infraestructuras necesarias para que sea posible, sin embargo, ustedes hacen caso omiso a la petición que año tras año, numerosas personas de Huesca les hacen para que de una vez por todas nos permitan divertirnos de forma digna y acorde a nuestra edad.

Me pregunto porque tanto empeño en subvencionar otras manifestaciones artísticas en esta ciudad, y no solo durante las fiestas de San Lorenzo, y sin embargo no sepan ustedes atender y dar respuesta a esta demanda tantas veces repetida.

Pues sepa usted que somos muchos los oscenses que nos encontramos alejados de las fiestas de Huesca cuando llega la noche porque no tenemos un sitio (que si existe en otras ciudades) que de respuesta a nuestras expectativas de ocio.

Dicho esto, y viendo el devenir que las Fiestas de esta ciudad dan como respuesta a los/las oscenses de mi edad, espero que antes de que los danzantes y los grupos folklóricos vengan a visitarme a la residencia de ancianos pueda disfrutar de una buena y merecida alternativa, con música, veladores y ambiente acorde, mientras veo caer las lágrimas de San Lorenzo y disfruto viendo como las gentes que nos visitan y los propios oscenses se dan el gustazo de vivir y disfrutar unas fiestas que tenemos el orgullo de llevar en el corazón, y que, al menos yo, estaría orgullosa de poder mostrar a más personas.

Quiero también felicitarle por otras iniciativas que si dan respuesta a nuestra demanda de ocio como son los conciertos de la plaza General Alsina, una apuesta de la cual puede sentirse usted orgullosa.

Espero que esta carta le haga a usted reflexionar, y en la línea de la crítica constructiva, sepa poner en marcha una iniciativa que sí teníamos antes, por cierto con gran éxito, y que esperemos podamos volver a disfrutar, desgraciadamente estas fiestas será demasiado tarde, pero no para el futuro San Lorenzo 2006.