Aumentan los accidentes de tráfico durante los meses de junio y julio en el Somontano

2005080404 Accidente Camión.jpg

El Servicio Comarcal de Protección Civil y Extinción de Incendios en el Somontano ha registrado un incremento del número de salidas por accidentes de tráfico durante los meses de junio y julio, con respecto al año pasado. Un verano que el Jefe del Servicio Comarcal, Bernardo Hernández, califica de ?malo? también desde el punto de vista de la extinción de incendios agrícolas y forestales que, aunque no han sido de grandes dimensiones, han sido numerosos.

En la actualidad el Servicio cuenta con una plantilla de 17 personas, de los cuales 13 son voluntarios del Ayuntamiento de Barbastro y de la Comarca, 3 responsables de salida y el Jefe de Bomberos.

En cuanto al equipo técnico de que se dispone, además del vehículo de altura y la motobomba forestal que está a punto de adquirir la comarca, se cuenta con una cuba nodriza de 8.000 litros de agua, que tiene 24 años, con una potencia muy limitada; un camión destinado para incendios forestales o rurales de 3.500 litros de agua, que tiene 16 años; otro destinado para incendios urbanos de 33 años de antigüedad; un vehículo ligero carrozado para calles estrechas; un vehículo de mando y transporte de personal y un furgón para accidentes de tráfico.

Otro de los problemas a los que está haciendo frente el Parque de Bomberos de Barbastro es el de abastecimiento de agua a los núcleos rurales. Hasta el momento sólo ha sido necesario suministrar cubas a la localidad de Hoz de Barbastro, debido a varios reventones, aunque se está pendiente de otros municipios como Naval, que como muchas otras localidades se abastecen del agua de manantiales.

Un año atípico en el Somontano, ya que debido a la sequía los tres primeros meses del año se tuvieron que atender más de medio centenar de incendios de propagación rápida, debido a la sequedad del terreno. Intervenciones que, según comenta Hernández, suelen ser habituales en los meses de verano.