El Justicia muestra su interés por la seguridad del transporte sanitario

En el marco de la preocupación de la Institución por la seguridad vial y ante los siniestros ocurridos durante el año en curso en los que se han visto implicadas ambulancias, el Justicia de Aragón se ha dirigido al Departamento de Salud del Gobierno de Aragón solicitando informe sobre determinadas cuestiones relativas a la seguridad vial y las ambulancias.

Ante el evidente incremento del riesgo que supone la circulación a velocidades elevadas y el empleo de luces prioritarias y señales acústicas en las intersecciones, el Justicia ha preguntado al Departamento de Salud si se dan criterios o pautas a los conductores de ambulancia para determinar en qué circunstancias se deben emplear esos dispositivos excepcionales (luces y sirenas).

Fernando García Vicente considera que, tal y como exige el Reglamento General de Circulación, los conductores de ambulancia deben realizar un uso ponderado de su régimen especial pues en ocasiones, si no existe una situación real de urgencia, la circulación de la ambulancia a altas velocidades genera un alto riesgo tanto al paciente trasladado como al resto de los usuarios de la vía.

El Justicia de Aragón también va a solicitar a la Administración central que estudie la conveniencia de modificar la normativa aclarando cuál debe ser el comportamiento de los conductores ante la presencia de un vehículo prioritario. Por ejemplo, en una vía con varios carriles la norma podría establecer, como ocurre en otros países de nuestro entorno, que los particulares deben desplazarse a los carriles laterales para permitir el paso del vehículo prioritario por el central.

Desde la perspectiva de la calidad medioambiental y ante las quejas de los vecinos de las calles y avenidas próximas a los centros hospitalarios, García Vicente recuerda que, según el Reglamento General de Circulación, los conductores de ambulancia deben utilizar siempre que sea posible, exclusivamente, las señales luminosas limitando el empleo de las acústicas a aquellas situaciones en que lo exijan las circunstancias del tráfico.

Por último, el Justicia hace un llamamiento a todos los ciudadanos, conductores y peatones, para que extremen la precaución ante la presencia de los vehículos de urgencias facilitando su tránsito con el menor riesgo posible.

Comentarios