Plante de los bomberos de Huesca. Desde el 1 de agosto se niegan a regar las calles

2003032020 bomberos.JPG

Los bomberos de Huesca han decidido, tras no llegar a un acuerdo económico sobre la remuneración de lo que consideran su trabajo extraordinario en las fiestas laurentinas, no realizar las tareas de servicio de limpieza y riego de calles, una actitud que mantienen desde el día 1 de agosto y que ha llevado a tener que contratar por parte del Ayuntamiento a una empresa que se ocupe de dichas tareas.

El problema surge cuando el consistorio intenta aplicar un nuevo criterio en lo que hasta ahora se habían considerado horas extraordinarias en las fiestas laurentinas y que tenían una gratificación especial entre los miembros del cuerpo. Según un decreto de Alcaldía, los bomberos que trabajen en San Lorenzo no percibirán una gratificación, sino que sus horas serán consideradas como parte de las horas del calendario laboral, o lo que es lo mismo, el trabajo de San Lorenzo será compensado con libranzas fuera de las fiestas.

A esta postura, en un escrito al que ha tenido acceso Radio Huesca Digital, los bombero le comunican al Ayuntamiento que el 21 de julio se tomó la decisión de que el cuerpo dejará de llevar a cabo los servicios extraordinarios de limpieza y riego de calles desde el 1 de agosto, algo que han cumplido, ya que consideran que la realización de este trabajo era lo que estaba pagando como plus el Ayuntamiento. Al no haber plus no hay trabajo, y el Ayuntamiento se ha visto obligado a contratar a una empresa privada que se encarga de regar las calles.

En realidad, detrás de esta situación hay un desencuentro de fondo entre el Ayuntamiento y el cuerpo de bomberos y una negociación abierta sobre la organización del trabajo y del servicio que no acaba de llegar a buen puerto.

Recordemos que al respecto ha habido incluso movilizaciones que han llevado a los bomberos a realizar concentraciones en las puertas del consistorio. Ahora se ha llegado al plante que, en vísperas de las fiestas de San Lorenzo, ha protagonizado este servicio en bloque.

El grupo de gobierno declina pronunciarse sobre este asunto, y no tomará medidas al respecto, más allá de la contratación de la empresa que se encargará del riego y limpieza de las calles. Sin embargo en septiembre quiere retomar la negociación con los funcionarios del parque de bomberos.