Huesca en fiestas, con ‘cohete hortelano’

Huesca en fiestas, de Interés Turístico Nacional. La ciudad ha vivido la primera jornada festiva. La plaza de la Catedral ?estallaba? en alegría con el disparo del cohete anunciador de las fiestas. Era el oscense Daniel Calasanz el que prendía la mecha ante miles de oscenses allí congregados. Momento muy esperado por la ciudad, ya que era el inicio de una semana de festejos en honor al patrón de Huesca, San Lorenzo. La mañana estaba marcada también por otros actos emotivos, como la entrega de la Parrilla de Oro a José Luis Sampériz, director de la Banda de Música de Huesca. El tiempo era, de nuevo, respetuoso con el inicio de la fiesta. El borrón, la gamberrada de unos pocos que han lanzado algunos huevos y un saco de harina contra el balcón principal del Consistorio.

De forma cronológica e independientemente de los almuerzos, que son la nota destacada del ambiente en la calle a lo largo y ancho de la ciudad de Huesca, la mañana estaba marcada por el acto de izado de las banderas nacionales de Francia, Alemania y España, en virtud del hermanamiento de Huesca con las ciudades de Tarbes y Altenkirchen. Había palabras cargadas de mensaje pro-europeo.

El Salón del Justicia acogía el acto de entrega de la Parrilla de Oro San Lorenzo 2005 a José Luis Sampériz, director de la Banda de Música de Huesca. Le era impuesta por el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias. Acto emotivo de reconocimiento a su labor y a la de toda la Banda en beneficio de las fiestas laurentinas. Recordamos que la Banda participa en numerosos actos desde el 9 hasta el 15 de agosto.

Y toda la atención estaba puesta a las 12 horas en el balcón principal del Ayuntamiento de Huesca. Daniel Calasanz, hortelano de 90 años de edad y muy vinculado siempre a la vida social de la ciudad, era el encargado de prender la mecha del cohete anunciador de las fiestas de San Lorenzo. Miles de jóvenes oscenses celebraban el momento; era el inicio de siete días y siete noches de fiesta.

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, lanzaba un mensaje de apuesta por la diversión con respeto entre las personas. Defendía que los festejos sean un reflejo de la ciudad europea que es; una ciudad de paz y de convivencia.

Posteriormente tenía lugar la Cabalgata y el saludo al santo, que tributan las Peñas Recreativas Oscenses ante la fachada principal de la basílica que lleva el nombre del patrón de Huesca. Eugenio Gilabert, de la Peña Zoiti, era el encargado de colocar el pañuelo verde en la figura de San Lorenzo.

Comentarios