Danzantes y comerciantes recordando la antigua Fiesta del mercado

2005081111 comercio.JPG

El comercio ha sido protagonista un año más en la mañana del día 11 de agosto, que se ha despertado con una plaza de López Allué llena hasta la bandera de gente dispuesta a disfrutar de la segunda actuación de los danzantes en estas fiestas, en lo que se denomina la Fiesta del Comercio.

Los 27 danzantes ataviados perfectamente, y a las órdenes del mayoral, Pascual Campo, eran recibidos entre aplausos por todo el público. Después, las danzas iban sucediéndose una tras otra, entre las palmas y los aplausos de todos los presentes, que jaleaban un día más a sus danzantes.

Éstos seguían la mañana recorriendo centros benéficos y con una última actuación ante el matadero, ya pasado el mediodía. Iñaki Barquero, nieto de Victorino Solanes, que luce el pañuelo de su abuelo en la cabeza, aseguraba que Victorino está viviendo un San Lorenzo triste.

Posteriormente llegaba el momento de rendir el tradicional homenaje del Comercio Oscense. Este año, la asociación de empresarios de comercio ha querido reconocer el trabajo desarrollado por la Ferretería Carrera. También se ha homenajeado a José Sa, quien ha estado al frente de su carnicería más de 38 años. El presidente de la Asociación, José Manuel Ballarín hacía una pequeña historia de este comercio. El alcalde de Huesca, le imponía la parrilla de plata. El homenajeado quería compartir este homenaje con su mujer, Mª Pilar Ramón, que siempre ha estado a su lado. En sus palabras de agradecimiento recordaba todo el trabajo hecho por la asociación de comerciantes, que contribuyó a fundar junto con Jesús Riva, así como a los cientos de clientes que, durante tantos años, les dieron la oportunidad de servirles.

Acto seguido, se producía la apertura del barril conmemorativo de la cerveza de San Lorenzo, cerveza con la que brindaban el alcalde, los concejales y responsables de la federación y de la asociación de comercio.

El presidente de la Asociación, José Manuel Ballarín, se mostraba satisfecho de que, un año más, éste haya sido uno de los actos más destacados y, por supuesto, con más público de las fiestas.

Lo que, en su día, fue la Fiesta del Mercado, organizada por tantos y tantos hortelanos y por los propietarios de puestos en el desaparecido Mercado Municipal, hoy ha pasado a ser la Fiesta del Comercio, en la que se intenta mantener la tradición y, al menos, dar protagonismo a los comerciantes.