Fiestas, noche, alcohol y cansancio se entremezclan en la operación tráfico

2003032525 coches.jpg

Hasta las 24 del lunes 15 de agosto, la Dirección General de Tráfico pone en marcha el dispositivo especial que trata de aportar mayor seguridad y fluidez para los, aproximadamente, 7,4 millones de movimientos de vehículos que se producirán en esos días, como consecuencia del fin de semana y lunes festivo en toda España.

En la provincia de Huesca se celebran fiestas en muchas localidades por lo que se recomienda prudencia en los desplazamientos cortos, además de no consumir alcohol. Seguirá habiendo controles, especialmente por motivo de las fiestas de San Lorenzo.

A la salida y retorno habitual de vehículos propiciados por el cambio quincenal de periodo vacacional, se unen aquellos otros motivados por la festividad del 15 de agosto, con desplazamientos largos desde núcleos urbanos hacia las zonas costeras de descanso y de segunda residencia, y por las celebraciones de festividades en numerosas poblaciones lo que provoca que se realicen viajes cortos por carreteras de la red secundaria especialmente de noche, por tal motivo se intensificará la vigilancia sobre factores de riesgo como lo son la velocidad y el consumo de alcohol, mediante la instalación de los controles preventivos necesarios.

En la operación 15 de agosto de 2004, desarrollada entre los días 13 y 16 de agosto ocurrieron 38 accidentes que produjeron 43 muertos, aunque en el pasado año el lunes 16 solo fue festivo en algunas comunidades. En los años 2002 y 2003 murieron 63 y 57 personas respectivamente.

El Director General de Tráfico, Pere Navarro, pidió a los conductores la "máxima prudencia" de cara al puente del próximo 15 de agosto, día de la Asunción, ya que "la mezcla de fiestas, noche, alcohol, cansancio y carreteras secundarias es muy peligrosa". "Pedimos la máxima atención y la máxima prudencia y colaboración a los conductores, que sepan que al volante ni un sola gota de alcohol", añadió.

Comentarios