Final feliz

2005081414 hermoso de mendoza.JPG

Con calor y casi lleno en los tendidos se celebró la última corrida de toros de la feria taurina de San Lorenzo. Se lidiaron 3 toros de Benítez Cubero, y tres de Pallarés corridos en los tres primeros y tres últimos lugares respectivamente. En general estuvieron bien presentados, siendo desigual el juego para los toreros, los mejores el primero y el sexto.

LUIS DOMECQ: Silencio y una oreja.

PABLO HERMOSO DE MENDOZA, que debutaba en esta plaza: 2 orejas en cada uno de sus toros.

ÁLVARO MONTES: 2 orejas y 1 oreja.

Pablo Hermoso y Álvaro Montes salieron a hombros por la puerta grande.

El público salió satisfecho del último festejo de la feria, una corrida de rejones de rápido desarrollo y que tuvo como principal aliciente el debut de Pablo Hermoso de Mendoza, en un festejo que dejó un buen sabor de boca a los aficionados.

Pablo Hermoso de Mendoza fue el triunfador de la corrida al cortar cuatro orejas a dos toros que no ayudaron en nada al caballero. Sus toros, parados y sin transmisión condicionaron el disfrutar del toreo de Pablo Hermoso en su auténtica dimensión, no obstante se inventó las faenas e incluso a sus toros, extrayendo lucimiento a base de una excelente técnica y ejecución de la suerte a través del buen manejo de sus monturas. Con luz propia sobresalieron los caballos Chenel y Silveti.

Álvaro Montes, otro de los triunfadores de la tarde, efectuó un toreo lleno de transmisión con un lote que posibilitó el lucimiento, clavando al estribo y haciendo alarde de la buena doma que poseen sus monturas.

Luis Domecq, con un toreo sobrio, no traspasó fronteras aunque dejó patente su buen hacer. En el segundo consiguió hacerse con una oreja y completar una buena tarde.

El año que viene más, hasta entonces: suerte!