CHA sugiere abrir el diseño de las fiestas de San Lorenzo a todo el tejido asociativo

Finalizadas las fiestas de San Lorenzo es hora de hacer un balance sobre ellas. Desde Chunta Aragonesista se indica la gran labor que realizan las Peñas Recreativas durante estos días y todo el año. Pero se señala la necesidad de ampliar su desarrollo a todo el tejido asociativo con el que cuenta la ciudad.

Desde esta formación política se indicaba que el modelo actual posee aciertos pero que esta siguiendo un esquema continuista. Desde Cha se indicaba que ?contando con mayor participación ciudadana en el diseño de las fiestas tendríamos una programación más ilusionante y con más personalidad. A este respecto seguimos insistiendo en que sería conveniente dar cabida en la elaboración del programa a todo tipo de asociaciones, que son las que representan las inquietudes reales de la ciudad, abriendo a la participación activa a todo el tejido asociativo?.

Cha plantea en seis puntos algunas de las iniciativas que podrían tener presentes la Comisión de Fiestas de cara a las próximas fiestas:

.

Los espacios peatonales que se crean (Porches de Galicia, Coso Alto, calle del Parque) resultan imprescindibles para crear un buen ambiente y son una buena forma de conocer y potenciar los parabienes de las calles peatonales. Para otras ediciones sería interesante ampliar las zonas peatonales en la zona centro.

En el Parque Miguel Servet es dónde actúan los grupos folclóricos de la ciudad y dónde sería interesante crear un espacio Aragonés dónde estas magníficas actuaciones locales se complementen con otras de todo Aragón, y con una feria de artesanía aragonesa.

Las verbenas de la Plaza de Luis López Allué han sido un acierto así como el cartel de la Plaza General Alsina; sin embargo este último espacio se queda muy pequeño para la cantidad de público que atrae.

Los conciertos de Ramón y Cajal deberían potenciarse con grupos de primera fila. Celtas Cortos y Dover no son mal cartel, pero han actuado ya muchas veces en Huesca. Habría que arriesgar un poco más de forma que se atrajera más público de fuera de nuestra ciudad, sobre todo entre semana. La misma filosofía podría aplicarse a las actuaciones en el Palacio de los Deportes que, siendo de pago, podrían financiarse con la entrada.

En la animación callejera podría incluirse algo más de diversidad, como algún grupo de samba brasileña o espectáculo de fuego. No se trata de más grupos en la calle, sino de más variedad.

Las actividades para los más pequeños, aunque buenas, resultan claramente insuficientes. Se debería hacer un esfuerzo en reforzarlas de forma que los niños y niñas no tengan que soportar durante todas las fiestas enormes colas para, por ejemplo, bajar por un tobogán hinchable.

La valoración final, y en resumen, se propone para CHA necesario un cambio dónde las Peñas deben renovar la oferta y el Ayuntamiento asumir que a parte de las Peñas hay otras Asociaciones que también representan inquietudes de la Ciudad y pueden ocupar muchos huecos. La Comisión de Fiestas debe abordar un debate riguroso para establecer unas nuevas bases para las próximas fiestas de San Lorenzo donde se incida en: La descentralización, buscando espacios con personalidad y elaborar programaciones atractivas en los barrios, siempre de acuerdo y negociando de antemano con sus representantes.

La democratización de la fiesta mediante fórmulas para que se vea arropada por diferentes colectivos que den más color.

La incorporación de actividades culturales a la programación haciendo una adecuada organización de los espacios de la fiesta, promoviendo actos tradicionales con nuestros símbolos y raíces como protagonistas e intensificando el ambiente festivo en la calle mañana y tarde. La noche está suficientemente cubierta.

La elección del cartel de fiestas de forma más participativa. El de este año, aún siendo de calidad, en general no ha gustado demasiado.