2.071 nuevos casos de SIDA en España en 2004, un 6’6% menos que en 2003

El Ministerio de Sanidad ha calculado que en 2004 se han detectado en España 2.071 casos de sida, un 6?6% menos que en 2003. El 45?7% de los nuevos enfermos de sida contrajeron la infección por vía sexual. Son los datos que el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA, ha remitido este miércoles a las Comunidades Autónomas.

Hasta la fecha se ha recibido la notificación de 1.712 casos diagnosticados en 2004, que suponen el 82,6% de los casos que se estima que habrá cuando se complete la notificación. El 76,7% de los diagnósticos de sida recayeron en hombres. La edad media al diagnóstico de sida ha ascendido a 40,3 años. La proporción de casos pediátricos (menores de 13 años) se sitúa en el 0,2%.

El 46,3% de las personas que han desarrollado sida en 2004 contrajeron la infección por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas, lo que afectó al 48,3% de los hombres y al 39,4% de las mujeres. Las personas que contrajeron la infección por relaciones heterosexuales no protegidas ascienden al 29,2% de los casos y continúan siendo más frecuentes en hombres que en mujeres. Sin embargo, entre las mujeres esta categoría adquiere especial relevancia, ya que representa el 52% de los diagnósticos de sida notificados en 2004. La tercera vía de transmisión más frecuente han sido las relaciones homosexuales entre hombres, que supone el 16,5% de todos los casos y el 21,5% de los que afectan a hombres.

Hasta 1997 la proporción de casos de sida en personas con un país de origen distinto de España se mantuvo por debajo del 3%. A partir de 1998 se inició una tendencia ascendente, alcanzando el 14,5% de los diagnósticos de sida de 2004 y el 17,8% de los notificados hasta la fecha en 2005. El 66,2% de estos casos son personas procedentes de países en desarrollo, principalmente de África y Latinoamérica. Las relaciones heterosexuales constituyen la principal categoría de transmisión entre los africanos, agrupando al 64,6% de los casos diagnosticados hasta junio de 2005. Entre los latinoamericanos el mecanismo de transmisión más frecuente fueron las relaciones homosexuales entre hombres, concentrando el 45,5% de los casos diagnosticados.

El incremento de la proporción de casos de sida en personas con un país de origen distinto de España ha llevado a que tanto el Ministerio de Sanidad como las Comunidades Autónomas estén adaptando los materiales de prevención tanto a la realidad cultural como lingüística de los extranjeros. Recientemente, el Ministerio facilitó a las Comunidades 300.000 folletos traducidos a un total de 12 idiomas (español, euskera, catalán, gallego, inglés, francés, portugués, ruso, polaco, rumano, árabe y chino) con el fin de que la información sobre prevención del VIH fuera accesible también a la población extranjera que vive en nuestro país. Del mismo modo, Ministerio y Comunidades acordaron en el Consejo Interterritorial del SNS del pasado mes de marzo incluir la prevención del sida entre la población inmigrante como una de las áreas prioritarias de actuación para los Planes del Sida, tanto nacional como autonómicos, durante este año 2005.

Por otra parte, la proporción de casos de sida en personas que no conocían su infección por el VIH ha alcanzado el 37,2% en 2004. Esta proporción asciende a 57,7% en personas que se infectaron por relaciones sexuales no protegidas (59,6% en heterosexuales y 54,3% en relaciones homosexuales entre hombres). Todas estas personas no pudieron beneficiarse a tiempo del tratamiento para mejorar la evolución de su infección, protegerse adecuadamente de las reinfecciones y proteger a sus parejas sexuales.

En el periodo 2002-2005, la tuberculosis de cualquier localización sigue siendo la enfermedad indicativa de sida más frecuente, afectando al 28,8% de los casos. Le sigue la neumonía por p.carinii (22,1%) y la candidiasis esofágica (14,5%).

Desde la extensión de los nuevos tratamientos antirretrovirales a finales de 1996, la incidencia de sida ha disminuido en España un 69%, con un importante descenso en el periodo 1997-1999 y otro más moderado hasta 2001. A partir de 2002 los descensos se mantienen por debajo del 10%. Sin embargo, España sigue siendo uno de los países de mayor incidencia de sida en Europa occidental.

El Ministerio de Sanidad y Consumo recuerda que, a falta de vacuna preventiva y de tratamiento curativo, la prevención continúa siendo la principal estrategia para evitar la infección por VIH/sida.

Por eso, Sanidad recomienda:

El uso del preservativo en las relaciones sexuales con parejas nuevas u ocasionales.

Recomienda también hacerse la prueba del VIH a todas las mujeres embarazadas o con deseo de embarazo.

Del mismo modo, es recomendable la prueba del VIH a aquellas personas que hayan tenido relaciones sexuales sin preservativo con parejas: ocasionales o nuevas parejas, que desconocen si están infectadas o no por el VIH y personas con la infección por VIH o con sida.

Comentarios