La variante ferroviaria pasará por debajo de la autovía, entre Walqa y la ‘pirámide’

2005081717 Foto_aerea.jpg

Las obras de construcción de la variante ferroviaria de Huesca (cuyo inicio es inminente) podrían ejecutarse en un año, si bien el Ministerio de Fomento estableció un plazo de 20 meses. Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Construcciones y Promociones Coprosa, con un presupuesto de 22 millones y medio de euros. La principal dificultad técnica se encuentra en el cruce de la variante con la autovía Huesca-Zaragoza. El ferrocarril pasará por debajo de la autovía. Será entre Walqa y el Instituto de Educación Secundaria Pirámide.

La variante se construirá con una sola vía, aunque la plataforma será lo suficientemente ancha como para poder desdoblarla en el futuro. Además, se construirá en ancho ibérico, con traviesas polivalentes, que permitirán su transformación en ancho internacional.

La variante partirá del tramo Tardienta-Huesca, cerca del Canal del Cinca, y conectará con la actual línea Huesca-Canfranc, a la altura del apeadero de Alerre. Bordeará el carrascal de Pebredo y pasará más allá del IES Pirámide y más allá de la Alberca de Loreto y de Huerrios.

Con estas obras se suprimirán seis pasos a nivel, de los cuales cuatro se encuentran en el municipio de Huesca (dos de ellos en el casco urbano). Los otros dos pasos se sitúan en el municipio de Alerre.

En lo referente al casco urbano de Huesca, se dará satisfacción a una reivindicación de décadas de esta ciudad. Los pasos a nivel de la avenida Martínez de Velasco y calle San Jorge cuentan con un tráfico de vehículos muy elevado.

Sólo se mantendrá un paso a nivel, el existente en la Ronda de la Estación. El tránsito de trenes será muy limitado en ese punto, porque sólo dará acceso a las harineras.

La variante mejorará la funcionalidad ferroviaria del acceso a Huesca al evitarse las actuales inversiones de marcha que realizan los convoyes cuando, partiendo de Huesca, se dirigen a Canfranc y viceversa.

La línea Zaragoza-Huesca se unirá con la Huesca-Canfranc por medio de esta variante, de 10,2 kilómetros de longitud. Habrá un tramo de 1,7 kilómetros para evitar las citadas inversiones de marcha.

Comentarios