Lacuniacha, Pirenarium y Aragón Aventura se ofertará como paquete conjunto para visitas escolares

2005081717 parques.jpg

El Parque Faunístico de los Pirineos ?Lacuniacha? ubicado en la localidad tensina de Piedrafita de Jaca, cumple este mes su cuarto año en funcionamiento.

El 21 de agosto de 2001 abría sus puertas al público y desde entonces ha recibido la visita de 220.000 personas, con una media de 55.000 visitas/año.

El Director del Parque, Javier Galuchino ha manifestado a Radio Huesca Digital que ?el balance de estos primeros cuatro años de vida no puede ser más satisfactorio, este mes de agosto se ha incrementado el número de visitantes ya que con una media de 600 personas al día, cerraremos el mes con 18.000 visitas, cifra superior a la de agosto de 2004 en la que pasaron por Lacunicaha 16.000 personas?

Además el parque ha recibido este año a 6.500 escolares, principalmente de colegios aragoneses, en visitas que se concentran en los meses de mayo y junio.

El director del centro Javier Galuchino ha comentado que de cara a los próximos meses se lanzará una paquete conjunto entre Pirenarium de Sabiñánigo, el Parque Faunístico Lacuniacha y la empresa Aragón Aventura, que se ofertará a centros educativos, no sólo de Aragón sino también de otras comunidades como País Vasco, Cataluña o Madrid. El objetivo es asegurar una estancia en la zona de tres o cuatro días para que merezca la pena realizar un desplazamiento largo, de esta manera los escolares además de visitar el parque de los pirineos y el parque faunístico, tendrán el aliciente de practicar deportes de aventura con una empresa especializada?

Lacuniacha no es un zoológico ni un parque temático, es un parque natural, un bosque en el que la animación viene de él mismo, de su flora y de su fauna, y en el que el visitante no es un mero espectador, sino un actor de su propio recorrido al aire libre, en pleno bosque, en el corazón del valle de Tena.

Lacuniacha ocupa 30 hectáreas en el término municipal de Piedrafita de Jaca, a 2 km. de su núcleo urbano, en el valle de Tena. Desde el mismo pueden verse las aguas de Bubal y como se alza, majestuosa, la Peña Telera.

El Parque ofrece al visitante un recorrido de entre 2 y 3 horas de duración, sin perjuicio de que se prefiera ir a pasar el día, puesto que existen zonas de descanso y un bar-cafetería en el que se puede disfrutar de una agradable comida.

El recorrido a través de sus senderos permite caminar entre ciervos, gamos y renos; observar cómo se alimentan, cómo les gusta descansar, cómo se relacionan, cómo cuidan a sus crías o cómo juegan Asimismo, el sendero guía al visitante al recinto de los caprinos, ocupado por la cabra montés, y a otros recintos en los que podrá observar bisontes europeos, linces boreales, lobos y a los caballos de Przewalski.

Allí se dan cita amantes de la naturaleza, senderistas, montañeros y público infantil y juvenil, para quienes se prevén iniciativas educativas y culturales, como sus aulas de la naturaleza, donde se experimentará sobre diversos temas de flora y fauna.

Del mismo modo, a lo largo de todo el recorrido y mediante diversas actividades, el visitante puede apreciar la flora, aprendiendo a distinguir entre pinares, espinares, hayedos, abedulares, fresnedas, cerecedas, robledales, alamedas, acebedas, etc. y disfrutar de sus praderas y del encanto del bosque mixto del Pirineo.

Además, existen miradores con mesas de interpretación, desde las que se contempla la inmensidad de los picos y cordilleras que circundan el Parque.

Comentarios