Tráfico y las asociaciones de consumidores advierten del peligro de las minimotos

2005081919 minimotos.JPG

Durante las pasadas fiestas de San Lorenzo uno de los regalos estrella han sido las minimotos que se sorteaban en las ferias. Muchos oscenses tienen ahora en su poder un vehículo que puede ser muy peligroso. Estas minimotos son réplicas casi exactas de motos de verdad, pero mucho más pequeñas, funcionan con gasolina y alcanzan una velocidad que puede llegar a los 80 kilómetros por hora.

No se necesita licencia para conducirlas, pero hay que tener claro que está prohibido conducir por la vía pública, carecen de los pertinentes permisos de circulación, así como de los seguros que cualquier otro vehículo debe poseer. Desde Tráfico y las asociaciones de consumidores se advierte que no son juguetes y que sólo pueden conducirlas adultos. No pueden circular por la vía pública, por las zonas peatonales o por las áreas privadas de uso común. La circulación de estos vehículos queda entonces limitado a circuitos cerrados.

Generalmente no están homologadas por lo que en algunas ciudades españolas la Policía Local ha empezado a requisarlas. Incluso las multas económicas pueden ser elevadas, en caso de incurrir en un percance de gravedad, llegando a ser un delito penal. La infracción puede llegar a los 3.000 ? por carecer de autorización administrativa.

En Huesca se han podido ver estas motos en el polígono Sepes y otras zonas donde el tráfico no es muy denso, especialmente los fines de semana. El fallecimiento de un joven en Cádiz disparó recientemente las críticas hacia estas motos que tienen peligro de incendio y explosión, mecánicos, de atrapamientos, peligro de cortes, aplastamientos y posibles quemaduras. Por eso, se retirará del mercado los productos que no cumplan la normativa vigente, según ha confirmado Tráfico.

El director de la DGT, Pere Navarro, ha dicho que este tipo de vehículo nunca debería haber llegado al mercado y advierte a los padres que no es un juguete para los niños. Su destino es en los circuitos de competición y están preparadas para jóvenes pilotos que se adentran en el mundo de las carreras. En Huesca se celebra una competición de este tipo, totalmente regulada, el día de San Jorge organizada por la Peña Motociclista Oscense.

Su bajo coste económico que ronda los 200 ? le ha convertido en un regalo muy atractivo durante los últimos meses. Especialmente durante el verano y tras las fiestas de San Lorenzo se ha podido ver una proliferación de estas motos en Huesca por lo que hay que tener muy en cuenta todas estas advertencias.

Comentarios