El descenso del Cinca en piraguas será competitivo y turístico

2005082222 piraguas.JPG

La VIII edición del Descenso del Cinca en Piragua batió su récord de participación, con 250 piraguistas que recorrieron los 19 kilómetros que separan Fraga de Mequinenza. Un nuevo éxito de esta prueba que a partir del próximo año podría quedar incluida en el calendario de la Federación Española de Piragüismo y por lo tanto tendría, además de la prueba turística, una parte competitiva. Presenciando la octava edición estuvo el adjunto a la presidencia de la federación, Luis Rabaneda, que confirmó esta noticia a Radio Huesca Digital.

La prueba podría quedan integrada en la Liga ?Fernando Calleja? que organiza la Federación Española de este deporte y en un futuro se podría intentar también realizar alguna competición de aguas bravas de la Copa de España. Todo ello, lógicamente, pendiente del visto bueno de los técnicos federativos. Lo que sí parece claro es que la Federación Española de Piragüismo colaborará en la próxima edición dando cobertura informativa de la prueba.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) así como un nutrido grupo de buzos, asistencia sanitaria, protección civil y personal de los ayuntamientos de Fraga, Torrente de Cinca, Mequinenza, Comarca del Bajo Cinca y Capri Club se encargaron de la seguridad y se situaron en las zonas más peligrosas, para atender a los piraguistas y marcar las mejores zonas de paso. Fue un descenso multitudinario, rápido y sin incidentes reseñables, aunque el bajo caudal del Cinca provocó algún pequeño accidente que no tuvo consecuencias graves.

La prueba tiene carácter recreativo y en la línea de salida se dieron cita personas de todas las edades, desde niños de 10 años, del Club Alevín Capri, hasta un vecino de Mequinenza de 72 años.

Los piraguistas llegaron a Fraga de clubes aragoneses, catalanes, valencianos, navarros y cántabros y también hubo participación extranjera con presencia de franceses, ingleses, belgas y polacos.

Comentarios