Replega

José Luis Barrio

Este el nombre con el que se denomina la Feria del Coleccionismo Popular que se desarrolla en Monzón en el primer fin de semana de septiembre. Es ya su segunda edición y promete ser más espectacular si cabe que la de su nacimiento. Replega nos ha servido para conocer algo más a esos señores que coleccionan sobres de azúcar (glucosbalaintofilia ), posavasos, chapas de cava, botijos, bolsas para los vómitos de los aviones, pegatinas... ya que lo primero que te preguntas cómo debe ser ese coleccionista y quizás entras con alguna reserva, aún más en estos tiempos donde los ? freakers? son los triunfadores. Luego profundizas y ves verdaderas pasiones e incluso vocación, todo por conseguir aquello que les falta. Ver en directo como preguntan se relacionan e intercambian con la misma ilusión, que uno lo hacía para completar los cromos de los equipos de la liga de fútbol porque no nos engañemos todos hemos intentado coleccionar algo.

Por lo visto, los catalanes son los verdaderos motores del mundo del coleccionismo de hecho las chapas de los cavas es una de las aficiones, que más les identifica, llegando a pagar por conseguir algunas de ellas. El mundo del coleccionismo despierta la curiosidad del novato y la emoción del veterano o, porque no denominarlo, profesional ( por el tiempo y dedicación que ponen). Es una de aquellas cosas que si no la ves no te la crees.Que exista una colección sobre artículos de lo más peregrinos de hecho existen museos como el de la Coca Cola dónde productos con alguna tara de la marca van a parar allí y tienen un gran número visitantes. Por cierto, que un amigo me enseñó un refresco de la marca embotellado en un vidrio de Nestea, y por supuesto espera que vaya a ese museo. Replega se ofrece como un lugar donde el observador puede pasarlo bien y el coleccionista puede hacer un intercambio. Si pueden no se lo pierdan.