Buera quiere crear “El Bosque de los Olivos”

2005083030 Santa María de Dulcis.jpg

La localidad de la Comarca del Somontano, Buera, perteneciente al municipio de Santa María de Dulcis, una vez recuperado e inaugurado el espacio del Torno de Buera, dedicado al olivo y aceite, está trabajando en la creación del ?Bosque de los Olivos?. En el entorno de la ermita de Santa María de Dulcis existe un espacio donde hay una serie de olivos centenarios y el ayuntamiento tiene la intención de ubicar dos ejemplares de cada una de las diecinueve variedades centenarias que hay en el Somontano, según explica el alcalde de Buera, Mariano Lisa.

El alcalde de Buera señala que el ?Bosque de los Olivos? complementará la ruta de Dulcis y de esta forma está previsto unir todos los elementos potenciales desde el punto de vista turístico.

La antigua almazara recuperada, Torno de Buera, se trata de un edificio emblemático que tiene su origen entre los siglos XVII y XVIII y que ahora se ha convertido en un nuevo espacio de carácter museográfico donde el visitante que se acerque hasta Buera podrá descubrir el rico patrimonio natural y cultural vinculado a los olivos y al aceite del Somontano. Monumento que se caracteriza por sus techos altos, construido con cubiertas de un agua, que cuenta con una superficie de cerca de 400 metros cuadrados, en el que conviven un molino del siglo XX, con sistema hidráulico, y otro del siglo XVII que cuenta con una muela y una gran prensa de libra.

El espacio interior del Torno se articula en torno a dos ámbitos diferenciados. Uno de ellos centrado en el aspecto más divulgativo, donde a través de diferentes módulos y paneles el visitante podrá conocer la historia del árbol y su expansión por el Mediterráneo, los olivos del Somontano, así como las labores tradicionales del olivar. Este espacio tiene carácter polivalente y está previsto que se use también como sala de exposiciones y conferencias.

En el segundo ámbito se encuentran todas las máquinas y elementos necesarios para extraer el aceite desde el siglo XVIII: la muela, la prensa de libra, el hogar, la batidora y la prensa hidráulica, los decantadores, los depósitos de almacenaje y los infiernillos. A través de trece puntos de información numerados se ha planteado un circuito en el que se explica al visitante la función de cada uno de estos elementos en el proceso de elaboración del aceite.