Fraga, Monzón y Jaca bebieron agua no potable en varias ocasiones durante 2004, según el PP

2005090202 potabilizadora.jpg

El Secretario de los populares altaoragoneses, Roberto Bermúdez de Castro, ha hecho públicos varios análisis de la calidad del agua de municipios como Fraga, Monzón, Jaca, Barbastro y Sabiñánigo en los que se detectan deficiencias de diversa magnitud entorno a la calidad del agua. Según Bermúdez de Castro, la consejería de Salud ha guardado silencio sobre estos municipios, todos ellos gobernados por ediles del PSOE, mientras que los datos de Sariñena, localidad gobernada por el PP, fueron aireados por la mencionada Consejería.

Los análisis corresponden, según los populares, a un muestreo aleatorio.

Lo más preocupante de los análisis es que localidades como Fraga, Monzón o Jaca bebieron agua no potable sin que sus respectivos Ayuntamientos o el Gobierno de Aragón comunicaran esta circunstancia a los ciudadanos.

Según los análisis realizados por la Consejería de Salud, los montisonenses bebieron agua no potable el 4 de noviembre, el 5 de agosto y el 13 de julio de 2004. También el agua era no potable en Jaca el 28 de enero del año pasado. Por lo que respecta a Fraga, los análisis demuestran que el 14 de diciembre, el 23 de marzo y el 3 de febrero de 2004 el agua era también no potable.

Incluso, ha explicado el Secretario Provincial de los populares, otras poblaciones como Sabiñánigo o Barbastro, aun contando con agua potable, en los análisis se detectaron partículas de aluminio, hierro, cobre, manganeso, cadmio, plomo o arsénico.

Roberto Bermúdez de Castro dice que estos datos los tenía el PP hace tiempo y no ha hecho utilización de ellos hasta ahora, mientras que la consejería de salud sí ha filtrado en alguna ocasión datos referidos a localidades gobernadas por ediles populares como es el caso de Sariñena.