CHA pide que Bandrés explique cómo abordará el Gobierno de Aragón la Conferencia de Presidentes

El diputado Chesús Yuste solicita la comparecencia urgente del consejero de Economía para que explique los términos exactos de la propuesta remitida ayer por el Gobierno estatal a la Comunidad Autónoma y su posición ante la misma. CHA considera insuficiente e injusto hacer recaer el déficit sanitario sobre impuestos indirectos.

Tras darse a conocer ayer las líneas generales de la propuesta sobre financiación sanitaria que el Gobierno estatal ha remitido a las Comunidades Autónomas, CHA ha reclamado esta mañana la comparecencia urgente en las Cortes del Consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, antes de las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el día 7, y de la Conferencia de Presidentes, el día 10. ?Es un tema fundamental y fundamental es también que los grupos parlamentarios podamos conocer de primera mano, y no sólo por los medios de comunicación, tanto los términos exactos de la propuesta del Gobierno estatal como la posición que va a defender el Gobierno aragonés?, ha declarado el portavoz de Economía de CHA, Chesús Yuste, que también considera esencial que el Ejecutivo autonómico conozca la opinión del Parlamento.

Para CHA, la propuesta que presentó ayer el vicepresidente 2º y ministro de Economía, Pedro Solbes, basada en la subida de los impuestos de la luz, los combustibles, el alcohol y el tabaco, es insuficiente porque no resuelve definitivamente el problema del creciente déficit sanitario, y es injusta porque hace recaer la financiación sanitaria en el incremento de unos impuestos indirectos que no son progresivos. Yuste considera que ?los servicios básicos universales deben financiarse con la tributación directa que grava la renta y las sociedades, porque son impuestos progresivos en los que pagan más los que más tienen?. Por eso, a la hora de afrontar el déficit sanitario, antes que echar mano de los impuestos indirectos, CHA defiende que se reconsideren las últimas reformas fiscales llevadas a cabo en la etapa de Aznar, que rebajó la progresividad del IRPF e incrementó los impuestos indirectos, lo que ha dejado la presión fiscal en España cinco puntos de PIB por debajo de la media europea. ?Se puede reordenar la cesta tributaria para que ganen peso los impuestos directos sin tener que superar la presión fiscal media europea, con el objetivo de financiar la sanidad pública con impuestos progresivos, y por tanto, más justos?, ha explicado Yuste.

Comentarios