La financiación sanitaria, según el PCA

Conocimos el 1 de septiembre la propuesta que el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes lanzó a las CC.AA. sobre financiación sanitaria. Esencialmente se compone por un lado de una dotación presupuestaria ridícula cuantitativamente y por otro de un nuevo paso adelante en la privatización encubierta de la sanidad que suponen medidas como su financiación a traves de impuestos indirectos como los tan cacareados ?céntimo de la gasolina? o el aumento de los impuestos sobre alcohol y tabaco.

Los impuestos indirectos, esto es, los que gravan el consumo y no las rentas o dicho de otra manera, los que no redistribuyen la riqueza al conjunto de la ciudadanía, son siempre nefastos, máxime cuando pretenden financiar pilares básicos de la responsabilidad del Estado como son la salud ola educación públicas.

En esta marea de despropositos, incluso se ha propuesto una subida del recibo de la luz (por supuesto con las exenciones clásicas a las grandes multinacionales), de la que el mismo consejero Bandres se ha apresurado a desmarcar.

Comprobamos cómo la teoría del ?déficit cero? sigue vigente en una sociedad que más bien necesitaría ir hacia un déficit razonable que suponga, esta vez sí, una auténtica dotación presupuestaria con carácter social para el próximo ejercicio.

El PCA-PCE, apuesta una vez más por una sanidad enteramente pública, universal y gratuita en el momento del uso, por lo cual rechazamos de plano esta propuesta de financiación. Tambien le sugerimos al Gobierno del Sr. Iglesias que antes de aplicar tamaño despropósito, dialogue con los agentes sociales y quizás se lleve una sorpresa con el pretendido consenso sobre la perniciosa política, por cierto, poco progresista, del ?déficit cero?.