Aragón supera por primera vez, tras las transferencias, los 200.000 alumnos

2005090909 alumnos.jpg

La directora general de Administración Educativa, María Victoria Broto, la directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun daban a conocer este viernes los principales datos relativos al inicio del curso 2005/2006, del que destacaban que "Aragón ha superado los 200.000 alumnos por primera vez desde que se recibieron las transferencias, lo que demuestra la estabilidad del crecimiento demográfico de nuestra comunidad, tanto en el medio urbano como en el medio rural". En esta línea han asegurado que "nuestro compromiso con la calidad de la educación crecerá de la misma manera".

Así, un total de 202.755 alumnos estudiarán en las aulas aragonesas el curso académico que comienza el próximo lunes para los alumnos de infantil y primaria y al día siguiente para el resto de niveles, 2783 alumnos más que el curso pasado. "Para que esos más 200.000 alumnos reciban la educación que merecen, el Gobierno de Aragón está realizando el mayor esfuerzo inversor de su historia, con 160 infraestructuras educativas en construcción y un presupuesto de más de 55 millones euros. Además, 200 nuevos profesores se incorporarán este curso a los centros escolares para dar respuesta a las necesidades de los alumnos", han asegurado.

Los responsables del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, han destacado que "Aragón comenzó a diseñar un modelo educativo propio en 1999 que, sólo seis años después, se ha convertido en ejemplo para numerosas comunidades autónomas e incluso para el Ministerio de Educación y Ciencia". Así, han asegurado que "la apuesta por los idiomas, las nuevas tecnologías y la formación profesional definen un sistema educativo que parte de la igualdad y la atención a la diversidad como pilar básico y que se plantea como retos para el futuro la adaptación de la escuela a la nueva realidad social con la puesta en marcha de un pionero Plan para la Convivencia en el centro escolar, y la mejora de la calidad de la enseñanza, para lo que se pondrá en marcha un Plan de Evaluación del sistema educativo a partir de este curso 2005/06".

En este sentido, han explicado que "Aragón es una comunidad pionera en cuanto a la enseñanza de idiomas, donde más del 85% de los alumnos aragoneses aprenden un primer idioma extranjero a partir de los 4 años, cerca de 3.000 alumnos aprenden un segundo idioma a partir de los 10 años y existen ya 32 centros bilingües en inglés, francés o alemán". Además, han resaltado la importancia de nuevas medidas como la incorporación de 50 auxiliares de conversación nativos cada año a los centros de primaria o la próxima convocatoria de colonias de verano en un idioma extranjero, iniciativa pionera en España.

Asimismo, han asegurado que "Aragón es una de las comunidades más avanzadas en el uso de las nuevas tecnologías en el aula, donde el innovador programa Pizarras Digitales llegará este curso a más de 1000 alumnos".

Por otra parte, han subrayado que Aragón sigue siendo una comunidad pionera en la implantación y el desarrollo de la formación profesional. Para este curso, Aragón contará con 17 nuevos ciclos formativos nuevos, que atenderán además a la realidad social de cada territorio, y se pondrán en marcha cinco centros integrados que aunarán la educación reglada, ocupacional y continua.

Por otra parte, han destacado los esfuerzos que el Departamento de Educación realiza para ofrecer una adecuada atención a la diversidad, con medidas como duplicar el número de tutores de acogida en los centros, o la inversión de más de 2 millones de euros en aulas de refuerzo o clases de español extraescolares, entre otras actuaciones.

Asimismo, con el fin último de conseguir la igualdad y la equidad en la educación, el Gobierno de Aragón destina una gran cantidad de recursos a los programas de gratuidad. De esta manera, cada año se incrementa el número de centros que cuentan con comedor (187 en total), se aumenta la inversión en rutas escolares, que cubren todo el territorio aragonés, y en el programa de gratuidad de libros de texto, que este año llega a los alumnos de 2º de Secundaria y del que se benefician 86.125 alumnos, con una inversión de 5.610.000 euros.

Asimismo han añadido que "si el objetivo del modelo educativo aragonés es preparar a nuestros alumnos para formar parte de la sociedad del siglo XXI, los centros educativos deben abrirse a la sociedad con programas innovadores como la apertura de los mismos en periodo vacacional".

Nuevas medidas para mejorar la calidad de la Educación

Los responsables educativos han destacado que "una vez que el modelo educativo aragonés ha conseguido situarse en uno de los primeros puestos de la educación española, el compromiso del Departamento con la calidad debe ir encaminado hacia la adaptación de la escuela a la realidad social actual y hacia la revisión del propio sistema".

En esta línea, el Departamento pondrá en marcha por primera vez a lo largo de este curso un Plan para la Convivencia que está desarrollando actualmente y que tratará de hacer de la convivencia uno de los objetivos básicos de todos los centros, teniendo en cuenta que las relaciones entre los diferentes miembros de la comunidad educativa deben partir del esfuerzo compartido.

Así, serán los propios centros escolares los que podrán elaborar un plan de trabajo que les permita abordar la convivencia en sus aulas, para lo que la Administración arbitrará los recursos necesarios para llevarlos a cabo.

Del mismo modo, los responsables educativos consideran que "cuando ya hemos alcanzado un alto nivel de calidad en la educación aragonesa, sólo la evaluación del modelo nos permitirá continuar avanzando". En consecuencia, este curso se pondrá en marcha un Plan de Evaluación del sistema educativo con un doble objetivo: por un lado, se llevará a cabo una evaluación en 4º y 6º de Primaria de 40 centros y se extenderá el próximo curso a 32 Institutos de Secundaria, con la que se obtendrá la información necesaria sobre los centros, los procesos y las estrategias de aprendizaje que se dan en el sistema educativo aragonés, teniendo en cuenta el contexto social.