El PAR y la oposición de las Cortes consideran los 235 millones de euros para Sanidad "insuficiente"

2005091111 marcelino.jpg

El Par cree que la cifra que va a llegar a Aragón para mejorar la sanidad es insuficiente: 235 millones de euros hasta 2007. 45 millones se incluyen ya en los presupuestos de este año, que permitirán encarar con mayor tranquilidad la mejora de la sanidad pública y afrontar otros retos.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, explicaba que esos primeros 45 millones de euros permitirán ?aligerar bastante el problema del déficit?. En 2006, Aragón recibirá otros 80 millones y en 2007, 110 millones de euros. A partir de 2007, cambiará el sistema y Aragón ya ha hecho su propuesta de cara a esa reforma: que se tenga en cuenta el envejecimiento y la dispersión.

Iglesias estaba moderadamente satisfecho con el acuerdo conseguido y recordaba que hasta ahora, el sistema de financiación estaba bloqueado. Ahora, con esta primera reunión, se ha desbloqueado en parte.

Ya se han producido las primeras reacciones. Lo más llamativo es la crítica del socio de gobierno, el Partido Aragonés. Dicen que se podría haber aportado más presupuesto a Aragón, que tendrían que haberse reconocido en este acuerdo las singularidades de la comunidad autónoma. Desde el PAR, esta resolución supone un avance, pero no una solución a los problemas de financiación de Aragón.

Además, resaltan que no se han tenido en cuenta las singularidades de Aragón y sí las de otras comunidades autónomas.

Para el Partido Popular, la resolución es un parche: no reconoce las peculiaridades de la comunidad y no conseguirá resolver los problemas de financiación de los aragoneses. Dicen que criterios como el envejecimiento o la extensión territorial de Aragón no han tenido cabida en esta resolución.

También dicen que el gobierno de Aragón debería buscar otras maneras de financiación económica que no suban los impuestos de los ciudadanos.

Según el PP, habrá que esperar a 2007 para que se pueda contemplar una financiación desde las partidas necesarias para Aragón.

Por su parte, Izquierda Unida hace una apuesta por la financiación de los impuestos directos. Además de considerar insuficiente la aportación financiera para Aragón, para IU los impuestos sobre el consumo sólo perjudican a los más débiles.

En la misma línea crítica están los portavoces de Chunta Aragonesista, que al igual que el PAR, aseguran que no se han valorado las peculiaridades de Aragón. CHA ha calificado de ?parche? y de ?trampa? esta resolución de financiación.